Portazo del Gobierno a los transportistas ante su pretensión de que los conductores no carguen ni descarguen

Una reivindicación «maximalista» de las asociaciones de transportistas. Esta es la respuesta del Ministerio de Transportes ante la petición de los representantes del sector de que se prohíba de forma excepcional que los transportistas intervengan en la realización de las labores de carga y descarga como herramienta de prevención sanitaria ante la situación de pandemia.

Para Fenadismer la postura ministerial no denota otra cosa que «cerrazón» y lleva a esta organización a mostrar su indignación ante una respuesta que consideran «incomprensible».

«No hay ningún motivo de índole sanitario o administrativo que justifique la cerrazón del Ministerio de Transportes en regular tal prohibición a través de una regulación de carácter sanitario, ya que mantener la posibilidad de que tengan que seguir realizando dichas tareas en los centros de carga y descarga, manipulando maquinarias de terceros en emplazamientos que les son ajenos, no hacen sino aumentar las posibilidades de contagio de los conductores, además de ir en contra de todas las medidas de prevención sanitaria exigidas por el Gobierno en los últimos meses», aducen desde la organización que preside Julio Villaescusa.

Desde colectivo consideran que no es admisible que el Ministerio de Transportes se ampare en que la regulación mercantil no permite establecer prohibiciones, o que se trata, en palabras de dirigentes del ministerio, de una reivindicación «maximalista» de las asociaciones de transportistas, «cuando lo se está poniendo en juego es la salud de miles de conductores profesionales».

La posición que mantiene el Mitma es bien distancia de la adoptada por la Junta de Castilla-León al establecer un Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 en esta región que contempla que «Las empresas cargadoras, logísticas y de transporte de mercancías han de cumplir las pautas de protección prescritas por la autoridad sanitaria, evitando contactos con el personal de conducción en el momento del intercambio de documentación en los sitios de carga y descarga. Así mismo, el personal de conducción, siempre que sea posible, no intervendrá en la carga y descarga, siendo ésta responsabilidad del centro donde se efectúe tal actividad, debiendo mantenerse dentro de la cabina o en las zonas específicamente habilitadas al efecto».

 

Comparte en:

Responder a antonio vallejo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *