Pedro Conejero: “El mercado está totalmente prostituido y el que se mueve no sale en la foto”

Pedro Conejero es un histórico peso pesado del transporte frigorífico.

El transporte frigorífico español no atraviesa su mejor momento, tal y como afirmaba hace pocas fechas la Asociación Española de Empresarios de Transporte bajo Temperatura Dirigida (Atfrie), que en un comunicado oficial denunciaba el “servilismo insoportable” de este tipo de transportistas profesan hacia sus clientes.

Preguntado al respecto en la sección A Plena Carga del número de mayo de Todotransporte, el exgerente de Transportes Caudete e histórico peso pesado del transporte frigorífico, Pedro Conejero, corroboraba la denuncia de Atfrie y reconocía ante Todotransporte que “el mercado está totalmente prostituido y el que se mueve no sale en la foto y el que no se mueve se queda en la cuneta”.

Se refería Conejero en sus declaraciones a nuestra publicación que “las flotas frigoríficas que más han crecido en los últimos tiempos son empresas deslocalizadas en países del Este o incluso que estando en España se aprovechan de los 52 convenios colectivos que existen en el sector. Depende del convenio de la provincia en la que estén hay unas diferencias insoportables. Y eso qué quiere decir? ¿Que depende de dónde esté mi empresa yo puedo sobrevivir o estoy condenado a cerrar? ¡Es totalmente ridículo!”, exclamaba indignado.

“Territorio comanche”
Para intentar revertir esta situación, Conejero aboga por “declarar territorio comanche las provincias con condiciones muy beneficiosas para los trabajadores pero no tanto para los empresarios”. Y es que, en su opinión, las empresas transportistas han de competir “con las mismas reglas y en igualdad de condiciones”, utilizando herramientas tales como “la buena planificación, la innovación, la excelencia en la gestión y el servicio. Pero no por circunstancias artificiales”.

Se refería Conejero en sus declaraciones a nuestra publicación a la disparidad de condiciones que se produce entre las diferentes provincias españolas en virtud de los diferentes convenios colectivos vigentes en cada una de ellas, así como a ”la competencia desleal que nos hacen las empresas que vienen del Este”.

Intervención de la Administración
Estas circunstancias, unidas a otras como unas horas de espera “interminables”, la obligación de que los chóferes deban realizar las labores de carga y descarga y la “práctica horrorosa del intercambio de palés” ensombrecen el panorama del transporte frigorífico español. “Ahora estamos todo el rato a vueltas con la falta de conductores, pero no podemos olvidarnos de que las cosas tienen sus causas y sus orígenes. ¿Cómo va a haber conductores?”, se pregunta el exgerente de Transportes Caudete.

Las circunstancias descritas en párrafos anteriores hacen que Conejero considere que “la Administración tiene que intervenir. Y tiene que hacerlo de una manera total” porque, en caso contrario, “sobrevivirán sólo aquellas empresas ubicadas en países de bajo coste o en provincia de bajo coste”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *