Ovidio de la Roza alerta de “cierto grado de desinterés, apatía, indiferencia y desencanto” entre los asociados a CETM

El presidente de la confederación, minutos antes de intervenir en la Asamblea.

El presidente de CETM, Ovidio de la Roza, ha alertado este viernes, 14 de junio, de “un cierto grado de desinterés, de apatía, de indiferencia y de desencanto” entre los asociados a la confederación. Y lo hizo precisamente durante el discurso de clausura de la Asamblea General de la organización de transportistas, celebrada en Madrid.

En opinión de De la Roza, esa actitud detectada entre sus asociados se debe a “las enormes dificultades que encontramos cada día en muchos aspectos de nuestra profesión y, sobre todo, por esa brega, esa lucha continua que mantenemos con nuestros clientes y las administraciones públicas”.

En cualquier caso, el presidente de CETM recordó a los empresarios presentes en la sala que ese desaliento que comienza a cundir en el seno del transporte “contrasta con la resolución, con el coraje que siempre hemos mostrado y que, admitámoslo, nos ha servido para estar vivos, para no desaparecer”.

Y apelaba De la Roza a la unión de los transportistas como receta para cambiar la situación que vive el sector. “Hemos llegado a una encrucijada, a una senda en realidad, en la que solo parten, existen, dos caminos a emprender: o seguir lamentándonos, lamiéndonos nuestras heridas o actuar, teniendo plena conciencia de lo que eso significa, de lo que nos jugamos”.

En palabras del histórico dirigente de la asociación, esa decisión que deben tomar los empresarios “es vital, pues se trata de la respuesta que puede permitirnos sobrevivir, tener un futuro claro, no solo a corto sino a largo plazo. En nuestras manos y en nuestra decisión, en nuestra voluntad, está si queremos afrontar o no el camino con más unidad, fortaleza y firmeza que nunca”.

Corremos el riesgo de no ser nadie”
Llegados a ese punto, Ovidio de la Roza reivindicó el transporte como “un sector estratégico” y adviritió a los presentes en la Asamblea que “mientras las administraciones públicas, tanto la nacional como las autonómicas y locales y, por supuesto, la europea y, muy especialmente, la sociedad en general, no nos reconozcan este papel, corremos el riesgo de no ser nadie, ni nada”.

Sea como fuere, el presidente de CETM afirmó ante sus asociados que la respuesta a los desafíos que afronta el sector “está en nosotros mismos, no hay, no debemos esperar a que nadie nos solucione nuestros problemas, porque nadie lo hará, ni nadie se sentará a negociar con nosotros, de igual a igual, si no está convencido de que tenemos la fuerza necesaria -con rigor y con independencia- para afrontarlos, para luchar, para decir ¡hasta aquí!”.

Clientes que “asfixian”
Ovidio de la Roza hizo además un repaso a los principales problemas a los que se enfrenta el sector, entre los que citó “la fiscalidad, la descarbonización, la transformación digital, la innovación en nuestras empresas, el Brexit, las múltiples exigencias de nuestros clientes, pisándonos los talones, intentando asfixiarnos todavía más”.

Y, ante la mirada de la directora general de Transporte Terrestre, Mercedes Gómez, recordó también “los doce puntos de la discordia aprobados en su día por el Comité Nacional del Transporte por Carretera y presentados al Ministerio de Fomento”. Según afirmó, se trata de un conjunto de exigencias que, dada la situación política actual, “está en el congelador, pero ni mucho menos olvidada”.

Euroviñeta por tramos”
Incidió también De la Roza en “la Euroviñeta por tramos, evidentemente camuflada, que se nos está imponiendo merced a los obligatorios desvíos de nuestros camiones a las autopistas de peaje”, o en los artículos del ROTT que menos gustan a CETM y que por tanto serán impugnados “a causa de sus incongruencias respecto a la pérdida de la honorabilidad, y de las nuevas dificultades que entraña la figura del gestor del transporte”.

Enumeró asimismo otros de los muchos problemas del sector, como “las empresas buzón, cooperativas ilegales, falta de armonización fiscal, insuficientes y maltrechas infraestructuras -con sus cuellos de botella y áreas de descanso pendientes-, la acción directa o incluso el gasóleo profesional, un tema que Fomento y Hacienda aseguran tener resuelto”.

Recalcitrante actitud” de los cargadores
No podía quedar fuera de este repaso “la recalcitrante actitud” de los cargadores, “con sus continuas presiones sobre las 44 toneladas (sin contrapartida alguna); sus exigencias para que compremos vehículos propulsados por energías alternativascon nuestro dinero, evidentemente-; su falta de colaboración en las labores de carga y descarga; el aumento de la morosidad y de otras abusivas condiciones de trabajo que asfixian nuestras economías, sin apenas darse cuenta de que son ellos mismos quienes se están poniendo la soga al cuello, porque -entre otras- una de las consecuencias de esta conducta tiene que ver directamente con la falta de conductores, un problema cada vez más preocupante que nos quieren achacar a nosotros”.

Movilidad segura, sostenible y conectada”
El cierre de la Asamblea corrió a cargo de Mercedes Gómez, quien aseguró que el objetivo del Ministerio de Fomento es garantizar “una movilidad segura, sostenible y conectada. Se necesita un cambio de paradigma. Tradicionalmente se ha invertido en infraestructuras y ahora hay que hacerlo en movilidad”, afirmó.

Gómez garantizó a los transportistas “un diálogo abierto y constructivo” para construir juntos un futuro que “nos exige apostar por una movilidad inteligente, que requerirá cambios de comportamiento de todos los actores implicados. Les animo a seguir en la línea de colaboración que CETM mantiene con el Ministerio de Fomento y con otras asociaciones”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *