Nuevo rechazo del Parlamento Europeo al paquete de movilidad

El paquete rechazado contenía aspectos relativos, entre otros, al los tiempos de conducción y descanso de los conductores profesionales.

El Parlamento Europeo rechazó ayer, 4 de julio, por segunda vez el denominado paquete de movilidad , cuyos tres expedientes deberán volver a la Comisión de Transportes para ser reconsiderados. El contenido del paquete, que fue presentado en mayo de 2017 por Violeta Bulc, comisaria de Transportes, afecta a aspectos como el reglamento sobre tiempos de conducción y descanso de los conductores profesionales, así como la normativa específica respecto al desplazamiento y cabotaje, al acceso a la profesión o la implementación del tacógrafo.

«Este rechazo supone un duro y nuevo varapalo a la Comisión Europea y una momentánea victoria para el movimiento sindical«, se han apresurado a valorar desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO, sindicato que considera que algunas de las modificaciones propuestas suponían un claro retroceso en los derechos de las y los conductores profesionales, aumentando la flexibilidad, permitiendo los descansos semanales en cabina o introduciendo una variable al permitir opciones diferentes que no pasaban exclusivamente por el descanso en el domicilio del trabajador.

“A pesar de las importantes modificaciones realizadas en el paquete por la Comisión TRAN, como la inclusión del control en vehículos que realicen transporte internacional de más de 2,4 toneladas de masa máxima autorizada, la no exclusión del transporte de viajeros, o el haber accedido a algunas de las pretensiones sindicales, como mantener los tiempos de conducción y descanso actuales, desde CCOO consideramos que hay numerosas propuestas que defendían en mayor grado la protección del trabajador, las cuales no se han tenido en cuenta al ser rechazadas”.

“Aun así, esta votación del Parlamento Europeo supone una victoria de la clase trabajadora y el sindicato ante posiciones liberales, la cual, a buen seguro, no hubiera sido posible sin el trabajo realizado por CCOO en coordinación con la ETF (Federación Europea de Transporte), en el ámbito internacional, institucional y sectorial», añaden.

Tras esta votación, será la Comisión de Transporte la encargada de analizar los motivos del mismo e iniciar nuevos trabajos en cada uno de los informes que garanticen un mayor consenso para intentar que el texto no vuelva a ser rechazado por tercera vez en el Parlamento.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *