Nueva solución ergonómica de UniCarriers para el sistema de hombre muerto en sus recogepedidos

Los sensores de la plataforma deben calibrarse diariamente.

UniCarriers ha presentado recientemente en el mercado Driver Presence Sensor® (DPS), una alternativa ergonómica al dispositivo de hombre muerto en los recogepedidos. La nueva solución de UniCarriers cubre toda la plataforma del vehículo, de modo que “cuando la tecnología de sensores reconoce al conductor por su peso, el equipo queda desbloqueado para su uso”, explican desde la compañía.

El nuevo DPS, que ya está incluido en la nueva generación de recogepedidos Unicarriers, permite de este modo “suprimir el dispositivo de hombre muerto con posición fija, que limita la libertad de movimiento del conductor de la carretilla”. La base cuenta además con una suspensión suave y un acabado plano y liso que mejoran aún más la ergonomía e incrementan la seguridad.

Y es que el dispositivo del hombre muerto con el que por ley están equipados todos los vehículos industriales se trata generalmente de “un interruptor manual o de un pedal que el operario debe accionar para poner en marcha el vehículo”, explican desde UniCarriers, cuyos responsables destacan que en los modelos clásicos el conductor debe permanecer “siempre en el mismo lugar para accionar el dispositivo de hombre muerto”.

Esta situación “limita la libertad de movimiento y provoca una posición poco ergonómica” para los operarios, que sufren “dolores o tensión muscular” y en algunos casos extremos pueden llegar incluso a provocar “lesiones por esfuerzo repetitivo”.

Ahora, gracias al DPS, la base del recogepedidos está equipada con sensores en toda su superficie que reconocen por el peso si el operario está presente o no, de manera que el conductor puede “adoptar una postura cómoda en la plataforma de trabajo” y no tiene que permanecer presionando el dispositivo de hombre muerto.

“Con el DPS combinamos una elevada seguridad de manejo con una ergonomía máxima. La tecnología de sensores permite una utilización diaria sencilla y complementa las completas características de equipamiento de las carretillas UniCarriers”, ha explicado Tony Boynton, Group product manager de UniCarriers.

El DPS se activa cuando un operario sube a bordo del recogepedidos e introduce un PIN correcto en el ordenador de a bordo, impidiendo así los usos no autorizados de las carretillas. Además, “para prevenir el mal funcionamiento, la placa de sensores se debe calibrar a diario. Para ello, el conductor debe mover los pies por el borde de la plataforma y de vuelta al centro. Si esta comprobación de seguridad falla, no es posible poner la carretilla en funcionamiento”, explican desde UniCarriers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *