Nissan confirma el fin de la producción del NT500 en su planta de Ávila

“El NT500 es un camión con un bajo volumen en comparación con otros modelos de vehículos comerciales ligeros que suponen el eje de nuestro negocio”, concretan en la marca.

Nissan ha confirmado el fin de la fabricación de su modelo NT500 en Ávila. Desde la marca japonesa explican que desde su lanzamiento, “el camión NT500 ha sido un producto que ha representado una pequeña parte dentro de la gama de los vehículos ligeros de Nissan en Europa. Sin embargo, el continuo descenso del mercado en el segmento de 6 a 8 toneladas ha supuesto que la competitividad del modelo haya sido cuestionada”.

La planta de Ávila continuará fabricando el camión NT400, cuya producción está planificada hasta el año fiscal 2019 (abril 2019 – marzo 2020). Al mismo tiempo, el constructor nipón expresa su interés en seguir centrándose en los modelos que suponen el eje de su negocio en el segmento de vehículos comerciales ligeros, tales como los nuevos Navara, el NV300 u otros modelos, como el NV200, e-NV200, NV400 y el NT400.

En una reciente reunión mantenida entre el vicepresidente de las Operaciones Industriales de Nissan en España, Alan Johnson, y los empleados de la planta abulense, el directivo concretó que “el NT500 es un camión con un bajo volumen en comparación con otros modelos de vehículos comerciales ligeros que suponen el eje de nuestro negocio”.

Desde la marca reconocen que la estimación de los volúmenes de producción de la planta de Ávila para el año fiscal 2017 es a la baja debido a la cancelación del NT500 “junto a las tendencias que sigue el mercado”. Pese a ello, Nissan ha explicado a los trabajadores que no habrá impacto inmediato en puestos de trabajo de su planta de Ávila. Asimismo, la compañía no tomará ninguna decisión hasta conocer el futuro de la planta, “y siempre después de negociarse con los empleados y las demás partes implicadas”.

Sobre la pervivencia de la planta castellana, Johnson añade que la compañía estudia todavía el futuro de la planta de Ávila, trabajo que prevé concluir en los próximos meses.

Fue en febrero de 2014 cuando Nissan presentó en sociedad el NT500, modelo que supuso una inversión de 100 millones para la fábrica de Ávila. El NT500 lanzado entonces representaba la décima generación de camiones producida en estas instalaciones, cuya capacidad máxima de producción alcanzaba, según la información difundida en aquel momento, 90 unidades diarias en un turno. Por entonces la fábrica contaba con una plantilla de 501 empleados para producir 60 unidades, 40 del NT400 y 20 del NT500. Los planes de fabricación preveían 2.500 unidades anuales para el NT500 y 9.000 para el NT400.

La gama NT500 se componía de cuatro versiones en función del tonelaje: 3,5, 5,6, 6,5 y 7,5 toneladas. Los tres primeros equipaban un motor de tres litros y 150 caballos y el cuarto el mismo propulsor pero con 177 cv.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *