Navarra prohibirá la circulación de camiones en el Puerto de Belate a partir del 4 de junio

Instantánea de la última reunión de seguimiento de las obras de los túneles de Belate y Almandoz.

Como ya adelantamos el pasado 20 de abril, el Gobierno de Navarra ha decretado la prohibición de circulación de vehículos pesados destinados al transporte de mercancías en las N-121-A, N-121-B y NA-1210 durante la ejecución de las obras de acondicionamiento de los túneles de Belate y Almandoz.

La restricción se prolongará entre el 4 de junio y el 15 de julio -entre las 06:00 y las 22:00-, afectará únicamente a los camiones de cuatro o más ejes y se hará efectiva con carácter semanal y en función de las matrículas.

“La limitación se aplicará por semanas alternas, en función de la terminación de número par o impar de la matrícula, durante las seis semanas en las que la medida tendrá vigencia. Así, a tenor del calendario previsto, la primera semana, del 4 al 10 de junio, únicamente podrían circular durante el día los vehículos o conjunto de vehículos de mercancías de 4 o más ejes con matrícula terminada en impar. La siguiente semana podrán circular los camiones con matrícula terminada en número par, alternándose esta secuencia hasta el 15 de julio fecha en la que se procederá al ajuste o continuidad de las medidas”, ha explicado el Gobierno navarro en un comunicado.

Las restricciones afectarán a la carretera N-121-A entre el punto kilométrico 5,4 (rotonda de los túneles de Ezkaba) y el kilómetro 66, en la entrada norte de Bera. En las carreteras N-121-B (Oronoz Mugairi-Dantxarinea) y NA-1210 (Puerto de Belate) la limitación afecta a todo su recorrido.

El tráfico de mercancías peligrosas estará prohibido en las tres vías mencionadas, desde las 6 y hasta las 22 horas, durante todo el período de duración del cierre de los túneles, excepto el transporte de combustible y otras mercancías con fines médicos destinado a las zonas por las que transcurren las tres carreteras.

Oposición de los transportistas
Las asociaciones navarras de transportistas ANET y Tradisna han emitido un comunicado conjunto en el que aseguran “no estar de acuerdo con ella, entendiendo que la autorregulación del transporte es suficiente para garantizar la seguridad en la vía y el trasvase de los vehículos pesados a la A-15”.

Los transportistas navarros hacen hincapié además en el hecho de que el desvío desde la N-121-A hacia la A-15 “plantea unos aspectos negativos para el transporte y la economía”, entre los que ANET y Tradisna destacan un incremento de costes debido a la “mayor distancia, peajes, tiempo, peligrosidad, impacto negativo para los negocios de la zona, así como menor recaudación fiscal para Navarra”.

Además, ambas asociaciones recuerdan que “hasta el mes de septiembre se transitará por el bypass del túnel de San Lorenzo en la A-15”, motivo por el que, a su entender, “en lugar de autonivelar los caudales de tráfico en ambas vías, estamos generando con la restricción unas ineficiencias en el sector, que suponen perjuicios económicos, personales y de relación comercial con nuestros clientes y cargadores”.

En cualquier caso, a pesar de su “discrepancia con la restricción”, las dos asociacines se han comprometido a “ayudar en la difusión de esta medida restrictiva y de desvío alternativo, tal y como nos comprometimos en la comisión de seguimiento, trasladando a nuestras confederaciones estatales CETM y Fenadismer la información oficial que se nos transmita”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *