Mercedes-Benz avanza sus nuevas Vito y Sprinter con propulsión eléctrica

Ambos modelos ofrecerán una autonomía de hasta 150 kilómetros.

Mercedes-Benz ha avanzado sus nuevas furgonetas con propulsión eléctrica, bautizadas como eVito y eSprinter. La marca alemana ha confirmado la presentación en la próxima edición de la feria IAA de la eVito, que se producirá en la planta española de Vitoria y llegará a nuestro mercado en la primavera de 2019. A finales de ese año hará su desembarco comercial su hermana mayor, la eSprinter.

La apuesta del fabricante de la estrella por la propulsión eléctrica es de tal calibre que Volker Mornhinweg, director de Furgonetas de la compañía, confirma que “a medio plazo equiparemos toda nuestra gama de furgonetas con sistemas de propulsión con batería eléctrica: de hecho, nuestro objetivo es que la decisión a favor de un tipo de motor específico esté determinada por el uso real de la operación y no por la disponibilidad de la clase de vehículo adecuada”.

La nueva eVito llegará al mercado con una autonomía de funcionamiento de 150 kilómetros y un tiempo de carga de sus baterías de seis horas, con una capacidad de batería instalada de 41,4 kWh. El motor eléctrico tiene una potencia de 84 kW y hasta 300 Nm de par, mientras que la velocidad máxima se podrá ajustar al uso operacional entre 800 y 120 km/h.

La eVito podrá adquirirse con dos distancias entre ejes diferentes para una longitud total de 5.140 mm con una capacidad de carga de 1.073 kilos o una longitud de 5.370 mm. con la misma capacidad de carga, siendo el peso total máximo permitido es de 3.200 kilos. El almacenamiento de energía está montado debajo del vehículo y el volumen es de 6,0/6,6 m3.

eSprinter, a finales de 2019

A finales del 2019 llegará la eSprinter. Se lanzará, inicialmente, como una furgoneta con techo alto y un peso total de 3.500 kilos. Al igual que con el motor de combustión, la capacidad de carga máxima será de 10,5 m3. Con una capacidad de batería de 55 kWh, la autonomía prevista es de aproximadamente 150 km. Esta configuración del vehículo, con cuatro módulos de batería y una capacidad de carga máxima de 900 kilos, se ha desarrollado para su uso en rutas largas en áreas urbanas.

Con la segunda opción de batería, los clientes podrán dar prioridad a otros tipos de uso. Tres unidades de batería con una capacidad de 41 kWh permiten una autonomía alrededor de 115 km. A cambio, la capacidad de carga máxima aumenta unos 140 kilos y llega a cerca de 1.040 kilos.

Al igual que el propulsor diésel básico de la gama, el motor eléctrico en la eSprinter tiene una potencia de 84 kW con un par de hasta 300 Nm. Y del mismo modo que con la eVito, la velocidad máxima se podrá ajustar al uso operacional. Una velocidad máxima de 80 km/h para el tráfico urbano o de hasta 120 km/h si es necesario.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *