Media docena de organizaciones europeas piden a las autoridades comunitarias un frente común frente a la Covid-19

Los firmantes piden que a pesar de la la segunda ola de infecciones cadenas de suministro se mantengan abiertas de manera responsable y adecuada.

Seis asociaciones europeas, entre las que se encuentra UETR -actualmente presidida por la española Fenadismer, han firmado una carta que han remitido tanto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, como a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la que piden a los líderes europeos que establezcan “un enfoque común que haga compatible las medidas de control de la pandemia con el desarrollo de la actividad social y económica”.

Más concretamente, los firmantes de la declaración aseguran apoyar “plenamente las medidas para contener la propagación del virus y la necesidad de que los gobiernos nacionales tomen medidas para proteger a sus ciudadanos. Sin embargo, las acciones de algunos gobiernos para mantener restricciones importantes a los ciudadanos europeos que se trasladan desde otros Estados miembros de la UE a menudo pueden parecer fortuitas y, en última instancia, perjudiciales para la economía europea”, afirman en la misiva.

Estas restricciones también afectan la libre circulación de bienes y servicios. Al comienzo de la pandemia, vimos productos esenciales, proveedores de productos y servicios detenidos donde las fronteras estaban casi completamente cerradas o las personas que entregaban estos suministros y servicios estaban sujetas a restricciones irrazonables”.

Es cierto que “la UE actuó rápidamente para levantar la mayoría de estas restricciones”, pero a quienes suscriben la carta les “preocupa” que en cualquier nueva ola importante de infecciones se adopte el mismo enfoque común basado en reglas y las cadenas de suministro se mantengan abiertas de manera responsable y adecuada”.

Los responsables de la media docena de organizaciones europeas son conscientes de “la incertidumbre actual sobre una nueva ola de infecciones”. Y precisamente por eso, reclaman a los mandatarios europeos una nueva actuación a nivel de la UE.

En materia de procedimientos y calendarios comunes para alertar a los ciudadanos de los cambios en los países en los que trabajan. Solicitan también criterios armonizados para activar tales restricciones y para elegir desde y hacía qué Estados miembros deben restringirse los viajes, así como “definiciones comunes de una crisis de salud que requiera restricciones fronterizas”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *