MAN pone a prueba su camión eléctrico en España

El TGM 26.360 E probado en España cuenta con una configuración de vehículo rígido de distribución de 26 t, 6×2 con caja frigorífica y trampilla. Su autonomía es de 180 kilómetros.

En pleno debate sobre el futuro de los motores de combustión aplicados al transporte, y cuando las restricciones en el acceso al centro a las ciudades son ya una realidad diaria, MAN ha apostado fuerte con un prototipo de camión eléctrico de 26 toneladas en configuración 6×2, basado en su modelo TGM, que ha estado sometido en España a pruebas de funcionamiento en condiciones reales operativas, tanto en manos de empresas de transporte como Acotral o Grupo Mazo como de los probadores de revistas especializadas (entre ellas Todotransporte). Es la primera vez que un camión eléctrico de 26 t es sometido a pruebas en nuestro país.

La presentación del vehículo ha tenido lugar en Coslada, Madrid, donde se ubica la sede central del fabricante germano en España, y durante el evento Marcus Gossen, director gerente de MAN Truck & Bus Iberia, ha querido dejar claro que “los clientes nos piden soluciones ante las restricciones por emisiones, y tienen razón“, para confirmar que “el futuro del transporte es eléctrico”.

“Emitir poco ya no es suficiente, hay que emitir cero”

Le secundó Jaime Baquedano, director comercial de la marca, quien detallaba que este TGM eléctrico constituye el primer paso hacia un vehículo eléctrico de serie, que la marca tiene previsto comercializar a mediados de la próxima década. “Se trata del camino para ser respetuosos con el medio ambiente: emitir poco ya no es suficiente, hay que emitir cero”, advirtió con rotundidad.

“Los clientes nos piden soluciones ante las restricciones por emisiones, y tienen razón”, opina Marcus Gossen, director gerente de MAN Truck & Bus Iberia.

El TGM 26.360 E que ha sido probado en España cuenta con una configuración de vehículo rígido de distribución de 26 t, 6×2 con caja frigorífica y trampilla. Su autonomía es de 180 kilómetros, cuenta con 12 baterías de ión litio alojadas bajo la cabina en el lugar destinado habitualmente al motor diésel así como en los laterales del bastidor. El tiempo de carga oscila entre 90 minutos con el sistema de carga rápida o dos horas y media con el sistema estándar.

El motor eléctrico de este vehículo industrial pesado tiene una potencia de 264 kW (360 caballos) y un tremendo par motor de 3.100 Nm sin caja de cambios. Concebido para el uso en la logística urbana, es ideal para las más diversas aplicaciones de carrocerías, desde el furgón para transporte de cargas no perecederas o el furgón frigorífico, hasta las carrocerías para recogida de basuras. En ese caso, los equipamientos adicionales necesarios también son eléctricos, recuerdan en MAN.

A lo largo de las últimas semanas este camión eléctrico ha pasado por las manos de probadores de revistas especializadas y de conductores de las empresas Acotral, Ferrovial y Grupo Mazo que han testado las condiciones en las que puede desenvolverse este vehículo en su labor diaria.

De hecho, a la presentación del vehículo no han faltado representantes de algunas de las empresas participantes en el proyecto, que han ofrecido su valoración de la experiencia. Para David Mazo, director técnico del Grupo Mazo, “el futuro es eléctrico y vamos a apostar por él. El vehículo nos ha sorprendido muchísimo y sólo tengo palabras de satisfacción sobre esta prueba, cuyo aspecto más destacado es el silencio de funcionamiento”.

El motor eléctrico de camión tiene una potencia de 264 kW (360 caballos) y un tremendo par motor de 3.100 Nm sin caja de cambios.

Por su parte, Ángel González, director general de Acotral, explicaba cómo la prueba ha servido que desde esta compañía se convenzan aún más sobre las posibilidades de la electromovilidad en el transporte de mercancías por carretera. “Este camión es tan seguro como un diésel y es perfectamente válido para hacer distribución urbana. Estamos más cerca de la electromovilidad de lo que esperábamos“.

La apuesta de MAN por la implantación de esta tecnología dará un paso más a finales de este año cuando cada uno de los clientes que han participado en la prueba reciban un camión TGM eléctrico para su flota y para la implementación de la electromovilidad en su propio negocio.

Comprobación práctica en CNL en Austria

El nuevo chasis eléctrico TGM 6×2 de MAN constituye la base técnica para los nueve vehículos que se entregaron a mediados de septiembre de 2018 a nueve empresas que son miembros del «Council für nachhaltige Logistik» (Consejo de Logística Sostenible – CNL) austriaco para realizar pruebas reales. Se trata de chasis 6×2 con caja frigorífica, contenedores intercambiables y carrocerías para el transporte de bebidas, incluyendo también una tractora TGM. MAN incorporará los conocimientos que se obtengan con la comprobación práctica de los vehículos al desarrollo de la futura gama de productos en serie de camiones con accionamiento eléctrico.

Porsche apuesta por el eTruck de MAN 

Desde finales de diciembre de 2018, la tractora eTGM libre de emisiones y silencioso con peso total permitido de 32 toneladas ha complementado la flota de vehículos comerciales para logística de la fábrica de Porsche en Stuttgart-Zuffenhausen. El camión de propulsión eléctrica se utiliza en la ruta de 19 kilómetros entre Freiberg am Neckar operado por el socio logístico LGI y la planta de Porsche en Stuttgart-Zuffenhausen. En este caso, el uso de eTruck evita más de 30.000 kilogramos de CO2 al año.

Los antecedentes

En 2012 MAN Truck & Bus ya presentó el concepto de vehículo MAN Metropolis. El vehículo eléctrico de 26 toneladas para la recogida de basuras funcionaba localmente sin emisiones de CO2 y, gracias a su bajo nivel de ruido, permitía también su uso nocturno en ciudad. Un extensor de autonomía integrado ampliaba el radio de acción hasta 150 km/día. El ahorro de consumo en comparación con un vehículo diésel convencional es de hasta el 80% con el extensor de autonomía.

Fue en la IAA 2016 MAN Truck & Bus presentó una evolución del concepto de Metropolis: una cabeza tractora eléctrica por batería para el uso en el transporte de distribución urbano nocturno. La base técnica era una cabeza tractora TGS 4X2 BLS de MAN con un peso total permitido de 18 toneladas. Optimizado para el uso con un semirremolque urbano de uno o dos ejes, este vehículo cumplía los requisitos de los vehículos destinados a la logística del futuro en las ciudades: mucho espacio de carga con una baja tara, sin emisiones (CO2, NOX), muy silencioso y muy maniobrable.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *