Madrid prohíbe la circulación de camiones el 3, 4 y 5 de enero para evitar atentados como el de Niza o Berlín

El Ayuntamiento califica las cabalgatas como eventos "especialmente sensibles" a actos terroristas.
El Ayuntamiento califica las cabalgatas como eventos “especialmente sensibles” a actos terroristas.

El Ayuntamiento de Madrid ha dictado hoy, 30 de diciembre, una resolución que establece la prohibición de circulación a vehículos pesados de más de 3,5 toneladas los días 3, 4 y 5 de enero de 2017 en diversos distritos de la ciudad.

El Consistorio pretende de este modo minimizar las posibilidades de que se produzcan en la capital atentados similares a los que han tenido lugar en Niza y más recientemente en Berlín.

Esta medida, que desde el propio Ayuntamiento es calificada como “preventiva y excepcional” ha sido tomada por la corporación que preside Manuela Carmena con el objetivo de “garantizar al máximo la seguridad de los asistentes a las diferentes cabalgatas que se celebran por toda la ciudad”.

De hecho, la prohibición de la circulación de vehículos pesados se establece en prácticamente todos los distritos de la capital y en las zonas por las que discurren las diferentes cabalgatas por cada uno de ellos (consulte aquí la resolución del Ayuntamiento de Madrid y las restricciones aplicables en cada distrito a partir de la página 4 del documento).

Eventos “especialmente sensibles”
La prohibición de la circulación de camiones ha sido impuesta por el Ayuntamiento de Madrid, aunque sus responsables matizan que “ha sido consensuada con la Policía Nacional“. En la propia exposición de motivos de la resolución dictada por el Consistorio madrileño se explica que la propia naturaleza de las cabalgatas de Reyesdificulta e incluso imposibilita el establecimiento de medidas de seguridad estáticas y barreras físicas adecuadas, por su carácter de temporalidad y dinamismo”.

Afirma además el Ayuntamiento que “las cabalgatas de Reyes son eventos especialmente sensibles dado que se celebran en espacios abiertos, en vías públicas dotadas de una anchura suficiente para el tráfico rodado de todo tipo de vehículos. Asimismo son eventos dinámicos, y durante todo el recorrido se producen grandes acumulaciones de personas, tanto en la calzada por los integrantes de la cabalgata, como por espectadores a ambos lados de la vía”.

No habrá sanciones
Eso sí, “dada la excepcionalidad y limitación temporal de esta medida, los conductores de los vehículos afectados no serán sancionados pero sí se les conminará a salir de la zona de seguridad. No se trata de una medida de tráfico sino de seguridad”, ha señalado Daniel Vázquez, coordinador general de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid.

Existen algunas excepciones y determinados vehículos sí podrán transitar en las inmediaciones de los recorridos de los desfiles. Entre ellos se encuentran los camiones utilizados para el propio desarrollo de las cabalgatas o unidades móviles de producción y retransmisión audiovisual, así como todos aquellos vehículos que reciban una autorización expresa de la Dirección General de la Policía Municipal.

¿Cómo obtener la autorización?
Para obtener dicha autorización, los interesados deberán enviar un correo electrónico antes de las 00,00 horas del día 3 de enero a seguridademergencias@madrid.es indicando una “motivación fundada que exprese la absoluta necesidad de solicitar esta medida excepcional”, así como “marca, modelo, matrícula y características técnicas del vehículo con el que se pretende acceder a las zonas objeto de las restricciones”.

La solicitud debe incluir además tanto “un manifiesto de la carga que se porta” como “filiación completa de la persona o personas que se hallarán en el vehículo“. Los agentes actuantes están autorizados para denegar el acceso a las zonas en las que se celebran las cabalgatas si las características del vehículo, la mercancía declarada o los ocupantes del camión no coinciden con las que se consignen en la petición.

La medida adoptada por el Consistorio madrileño parece ser la materialización de los miedos expresados recientemente por CETM, que en un comunicado hecho público recientemente temía que los atentados de Niza y Berlín tuvieran “consecuencias impredecibles y negativas para la imagen de este sector” y provocaran que “la opinión pública grabe en su subconsciente la idea de la ‘peligrosidad’ de los camiones“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *