Madrid plantea diez millones anuales en ayudas para renovar vehículos “de carga y descarga”

Desde CETM-Madrid no han tardado en lamentar que el sector del transporte de mercancías “siga siendo el gran olvidado” en este plan por la falta de soluciones al calendario de renovación de flotas.

El Ayuntamiento de Madrid tiene previsto poner en marcha una línea de ayudas por valor de diez millones de euros anuales para promover la renovación de las flotas de vehículos “de carga y descarga” (sin especificar de momento más características de los vehículos), según figura en el avance de la estrategia de sostenibilidad medioambiental Madrid 360 que ha presentado hoy, 30 de septiembre el alcalde de la capital de España, José Luis Martínez Almeida.

Además de una batería de medidas en muy diversos ámbitos, en lo referente a la distribución urbana de mercancías desde el consistorio apuestan por iniciativas como crear centros logísticos en el centro y micrologística donde se habilite una distribución de última milla a través de vehículos limpios, ampliar el horario de motocicletas para el reparto en el distrito Centro, o impulsar la instalación de taquillas de distribución para e-commerce en los aparcamientos de EMT.

Al mismo tiempo, también en relación con el transporte de mercancías, el equipo de Martínez Almeida busca analizar la incorporación de nuevos centros de distribución urbana en el anillo entre la M-30 y la M-40, usar parte de los aparcamientos gestionados por EMT en el distrito Centro como puntos de distribución urbana de mercancías, impulsar en 2020 el lanzamiento de una primear línea de ayuda económica específica dirigida a motocicletas y motos de distribución de mercancías, así como incorporar elementos de carga y descarga inteligente ateniendo al criterio de sostenibilidad.

Acceso al centro
En el acceso al centro de la ciudad el principal cambio respecto al plan anterior, bautizado como Madrid Central, afecta favorablemente a los vehículos con etiqueta C, que ahora podrán circular sin restricciones por esta zona siempre y cuando vayan ocupados por al menos dos personas (antes sólo podían acceder a los aparcamientos públicos).

Más allá del acceso al centro, el plan Madrid 360 contempla la prohibición de la circulación de los vehículos A (sin etiqueta medioambiental) de fuera de Madrid a partir de 2022 en el interior de la M30 (un año después tampoco podrán circular por esta vía de circunvalación), así como prohibir su estacionamiento en zona SER a partir del 1 de enero en 2020. Ya en 2024 quedaría prohibida la circunvalación de los vehículos A de fuera de Madrid en 2024 en todo el término municipal, para ya en 2025 aplicar esta medida a todos los vehículos A al margen de lugar donde estén registrados.

CETM-Madrid lamenta la falta de soluciones
Desde CETM-Madrid no han tardado en lamentar que el sector del transporte de mercancías “siga siendo el gran olvidado” en este plan por la falta de soluciones al calendario de renovación de flotas y a la ampliación de horarios de carga y descarga.

“El nuevo plan anticontaminación del Ayuntamiento madrileño no da respuesta a las preocupaciones del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad de Madrid. Tras meses de quejas ante lo que se llegó a considerar como un auténtico despropósito ocasionado por Madrid Central, la patronal del transporte de mercancías por carretera de Madrid tenía la esperanza de ver colmadas sus aspiraciones con el nuevo plan que ofreciera el actual Consistorio”.

Así las cosas, y aunque consideran que en el nuevo plan reconocen que se han producido avances en favor del sector del transporte de mercancías por carretera, entienden que todavía faltan aspectos claros y contundentes que beneficien a un sector “tan maltratado por el anterior equipo de Gobierno”.

Así, desde CETM-Madrid se ha mostrado la preocupación por la falta de respuesta a la petición reiterada por parte de esta asociación de un calendario de renovación de flotas y una ampliación de horarios de carga y descarga viables, realistas y asumibles para el sector. Las prohibiciones de acceso al distrito centro para los vehículos de distribución urbana de mercancías (DUM) comenzarán el 1 de enero de 2020 para los vehículos ligeros sin distintivo, cuyos accesos no representan ni el 1% de los totales.

Esto provoca que el sector “siga muy preocupado ante un futuro más que incierto”. Al mismo tiempo, el Plan Madrid 360 tampoco se hace eco de los problemas de los servicios de mudanzas, un servicio público que podría perjudicar de forma seria y grave a los madrileños que deseen hacer una mudanza, ya que en este las prohibiciones de acceso del 1 de enero 2020 afectando al 85% de sus vehículos.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *