Macron escucha las peticiones de los transportistas franceses y crea un Ministerio de Transportes

Borne ha ocupado diversos cargos de responsabilidad en la Administración francesa./ RATP

Emmanuel Macron, flamante nuevo presidente de la República francesa, ha dado a conocer la composición de su Gobierno, que estará dirigido por Édouard Philippe y que contará por primera vez con un Ministerio de Transportes, al frente del cual ha colocado a Élisabeth Borne.

Hasta ahora, Borne ha dirigido la RATP (algo así como el Consorcio de Transportes de París) y ha ocupado cargos de responsabilidad en los ferrocarriles franceses (SNCF), ha sido prefecta de la región de Poitou-Charentes y jefa de gabinete de Ségolène Royal en el Ministerio de Ecología.

Con la creación del nuevo Ministerio de Transportes, Macron ha accedido a las peticiones de las asociaciones galas de transportistas, que, encabezadas por la Federación Nacional de Transportistas por Carretera (FNTR) habían solicitado en reiteradas ocasiones la puesta en práctica de esta medida.

Tras el anuncio de la creación del nuevo ministerio, la FNTR ha emitido un comunicado en el que subraya que “tener un ministro responsable del transporte es una señal fuerte”, pues constituye “el reconocimiento de que el sector del transporte es un sector importante de la economía, un importante empleador y un foco constante de la innovación”.

Según afirman desde la FNTR, la creación de un ministerio con competencias exclusivas en materia de transporte es más necesario que nunca en un momento en el que “las empresas de transporte por carretera operan en un contexto de profundos cambios”.

Bien lo sabe el propi presidente galo, que es ya un viejo conocido de los transportistas de toda Europa después de impulsar el año pasado, cuando aún era un joven y prometedor ministro de Trabajo una ley a la que prestó su apellido y que vino a instaurar el salario mínimo para los conductores profesionales que circularan por territorio galo.

Recordemos que también en España las asociaciones han pedido en reiteradas ocasiones la creación de un Ministerio de Transporte con independencia del de Fomento y que situara al transporte al mismo nivel que la agricultura o el turismo, actividades igualmente vitales para el conjunto de la economía española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *