Los transportistas ya sufren sanciones por no contratar a un gestor a jornada completa

El gestor de transporte debe estar contratado a jornada completa siempre que el transportista autónomo o uno de los socios de la empresa no dispongan de ese título.

Algunas comunidades autónomas ya están imponiendo sanciones a las empresas de transporte que no están contratando a jornada completa a un gestor de transporte que las capacite profesionalmente. Así al menos lo aseguran desde Fenasdismer, cuyos responsables afirman que dicho incumplimiento lleva aparejada una multa de 2.001 euros y la pérdida de la honorabilidad, además de la posible revocación de la autorización de transporte.

Se da la circunstancia además de que a lo largo de este año se está llevando a cabo el visado de las autorizaciones de transporte, por lo que las diferentes Administraciones autonómicas tienen una ocasión de oro para comprobar si los operadores están cumpliendo este requisito. Por eso, la federación que preside Julio Villaesciusa “reitera su advertencia a todas las empresas transportistas e intermediarios de transporte sobre el cumplimiento de dicha obligación laboral”.

Llegados a este punto cabe recordar que una de las obligaciones introducidas por el nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT), que entró en vigor el año pasado, consiste en que “la vinculación del gestor con la empresa sea real y efectiva, detallando por primera vez las funciones que debe desarrollar”.

Más concretamente, esas tareas son todas aquellas relativas a la supervisión en la empresa transportista de las autorizaciones de transporte, los contratos de transporte, documentos de control, contabilidad, organización de trabajo de los conductores, vehículos habilitados y su mantenimiento, utilización del tacógrafo y otras.

El gestor de transporte debe estar vinculado laboralmente a jornada completa, siempre que el autónomo no posea por sí mismo el título de competencia profesional o, en el caso de las empresas societarias, esa habilitación no obre en poder de uno de los socios de la compañía.

El nuevo ROTT estipula un período transitorio para el desarrollo de dichas funciones por parte de los gestores que vinieran capacitando a las empresas transportistas con anterioridad a la entrada en vigor de la norma, de forma que desde el pasado 1 de julio “todos los gestores de transporte, sea cual sea el momento en que hayan sido contratados, deberán cumplir todas las funciones de supervisión y gestión en la empresa”, recuerdan desde Fenadismer.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *