Los transportistas sufren en Castellón un nuevo desvío obligatorio a la autopista de peaje

Este tramo restringido, de aproximadamente 30 kilómetros de longitud, se suma a los 180 kilómetros de restricción en la misma carretera nacional.

El pasado 14 de abril entraron en vigor los nuevos desvíos obligatorios a camiones aprobados por la Dirección General de Tráfico mediante la publicación en el BOE tres días antes de la Resolución de restricciones a la circulación de camiones, estableciendo la prohibición permanente de que los camiones pesados (de cuatro o más ejes) puedan circular por la N-340 en la provincia de Castellón entre los municipios de Peñíscola y Torreblanca, por lo que en consecuencia se establece el desvío obligatorio a la autopista de peaje AP-7.

Este tramo restringido, de aproximadamente 30 kilómetros de longitud, se suma a los 180 kilómetros de restricción en la misma carretera nacional, que ya fueron aprobados en agosto del pasado año de forma conjunta por la DGT y el Servicio Catalán de Tránsito, extendiéndose el tramo restringido por las provincias de Castellón, Tarragona y Barcelona.

Desde la organización de transportistas Fenadismer no dudan en insistir en su rechazo de la política de desvíos obligatorios de los camiones desde las carreteras nacionales a las autopistas de peaje, “ya que ello supone inculpar al sector del transporte por carretera como principal responsable de los posibles accidentes que se producen en las carreteras, lo que es absolutamente incierto conforme a los datos estadísticos de siniestralidad vial que anualmente publica la Dirección General de Tráfico”.

Así, desde el colectivo que preside Julio Villaescusa defienden la necesidad de implementar medidas que reduzcan las causas que motivan los accidentes de tráfico en las carreteras y que se fomente el uso voluntario de las autopistas de peaje para todos los usuarios, incluido los vehículos de transporte.

Para compensar a los transportistas por los desvíos obligatorios a la autopista de peaje, el Gobierno aprobó el pasado 12 de abril mediante Real Decreto un plan de bonificaciones de la concesionaria de la autopista similares a los que se aplican en el restante tramo que ya se encontraba afectado por el desvío obligatorio, esto es, “de entre sólo el 42 y el 50% del importe del peaje según el tramo a recorrer”, critican en Fenadismer.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *