Los transportistas, obligados ya a circular por la autopista en el tramo riojano de la AP-68

La firma del convenio se celebró en la Moncloa presidida por la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría.

Los transportistas que circulen por La Rioja en el eje Bilbao-Zaragoza están ya obligados a circular por la autopista de peaje AP-68 en el tramo comprendido entre Tudela y Zambrana en ambos sentidos como consecuencia de la prohibición, que entró en vigor este sábado 2 de diciembre, de que estos vehículos puedan utilizar para este recorrido la carretera N-232.

La medida supone no tener en cuenta por parte del Ministerio de Fomento las reclamaciones del sector del transporte, que siempre ha defendido que este tipo de desvíos desde carreteras nacionales hasta autopistas de peaje tengan carácter voluntario y en ningún caso obligatorio, como finalmente ocurre ya en La Rioja. Además, la iniciativa abre la puerta a que se aplique una decisión similar en áreas de Tarragona, Galicia o Burgos.

El desvío obligatorio para camiones es por lo tanto ya una realidad tras la firma el pasado viernes 1 de diciembre del correspondiente convenio para bonificar el peaje a determinados vehículos pesados por parte del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido; el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros; y el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés. El acto tuvo lugar en La Moncloa y estuvo presidido por la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría.

El convenio establece el desvío obligatorio de vehículos de transporte de mercancías de la categoría vehículos pesados 2, del tramo de la N-232 entre Zambrana y Tudela hacia la AP-68. Los vehículos desviados utilizarán la salida 8 (Zambrana) y la 18 (Tudela) de dicha autopista. Inicialmente, debido a la realización de obras en Zambrana se incorporarán en el enlace de la AP-68 con la AP-1 (salida 7). Para compensar este desvío obligatorio, se bonifica la tarifa a cobrar a todos los vehículos pesados tipo 2 en un 75%, siempre que realicen movimientos internos y utilicen como forma de pago del peaje el sistema Via-T, en el tramo de la AP-68 comprendido entre Zambrana y Tudela.

La firma por parte del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (segundo por la dcha.); el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido (segundo por la izqda.); el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros (a la izqda.); y el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés (a la dcha.), supone ir en contra de los desvíos voluntarios defendidos por el sector del transporte.

Asimismo, se aplicará en este tramo una bonificación del 71,27% a los vehículos pesados tipo 2 de largo recorrido que ya circulasen por la autopista y a aquellos que realicen movimientos internos entre Zambrana y Tudela y que no dispongan de dispositivo de telepeaje (Via-T).

Con estos descuentos, un vehículo de esta categoría que circule entre Bilbao y Zaragoza hoy paga 66,9 euros y pasará a pagar 46,74 euros. Por otra parte, un vehículo que circule entre Zambrana y Tudela, actualmente paga 28,9 euros y pasará a pagar 5,66 euros si cuenta con dispositivo de telepeaje y 8,3 euros si no dispone de él.

La categoría de vehículos pesados tipo 2 incluye camiones y autocares, con o sin remolque, con un total de cuatro ejes o más, así como turismos, furgones, furgonetas y microbuses, que tengan 2 ejes y 4 ruedas, con remolque de 2 o más ejes y, al menos, 1 eje con rueda gemela (doble neumático). Todos estos vehículos se verán beneficiados de las bonificaciones descritas.

Dado que todos los vehículos pesados de transporte de mercancías de mayor volumen que actualmente circulan por el tramo de la N-232 pasarán a circular por la autopista, se estima que la aplicación de la medida promoverá la retirada de un total de 1.800 vehículos pesados diarios de la citada N-232 a su paso por La Rioja, que pasaran a circular por la autopista AP-68, “mejorando las condiciones de circulación, tanto en términos de mejora de la congestión como de la seguridad vial así como la funcionalidad de la red en su conjunto”, justifican desde el Gobierno. El importe de las bonificaciones será financiado por el Ministerio de Fomento, que asumirá el 40% del coste de la medida, y el Gobierno de La Rioja.

Con la firma de este convenio se cumple uno de los compromisos recogidos en el Protocolo de colaboración entre la Administración General del Estado y el Gobierno de la Rioja de mayo de 2017, para mejorar la funcionalidad del corredor viario formado por la autopista AP- 68 y la carretera N-232.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *