Los transportistas de madera amenazan a Ence con un nuevo paro

La huelga celebrada en diciembre fue secundada por el 90% de transportistas que suministran a Ence.

La Plataforma en Defensa del Transporte de Madera en Galicia y Asturias acusa a Ence de incumplir los puntos a los que se comprometió en el acuerdo que suscribió con los representantes de los transportistas el pasado 27 de diciembre. Aquel documento sirvió para poner fin a la huelga en el suministro de madera a las factorías gallega y asturiana de la papelera y su incumplimiento podría suponer un nuevo paro.

Así lo advierten desde la Plataforma en Defensa del Transporte de Madera en Galicia y Asturias, cuyos responsables conminan a los representantes de Ence a que en el transcurso de esta semana “se fije una fecha para abrir negociación urgente y solucionar los puntos planteados”.

Y es que, casi un mes después de la firma del acuerdo, los transportistas denuncian que la compañía incumple los términos del mismo, pues pospone la negociación acerca de la introducción de mejoras en la seguridad de sus plantas. Y lo hace, según denuncian desde la Plataforma en Defensa del Transporte de Madera en Galicia y Asturias, para ganar tiempo para aumentar su nivel de aprovisionamiento y obtener recursos con los que hacer frente a un segundo paro”.

“La plataforma reclama a la empresa con sedes en Pontevedra y Navia los compromisos adoptados en la reunión del 27 de diciembre de 2018, y llama a los responsables de Ence a entablar una negociación seria y rigurosa, alejada de coacciones a los profesionales”, afirman desde la organización de transportistas, cuyos responsables aseguran que, sin embargo, “la seguridad en sus plantas y empleados no es una prioridad para Ence”.

Desde la plataforma fundamentan esta afirmación citando “la omisión y negativa de Ence Pontevedra y Ence Navia a realizar las labores de mantenimiento mínimas en las zonas de descarga de la madera”. Según la asociación de transportistas, los propios representantes de la empresa han propuesto recientemente “un plan de ampliación de instalaciones, hecho que demuestra su nulo compromiso con la seguridad de los transportistas y los trabajadores encargados de la descarga”.

Y es que, según denuncian desde la Plataforma en Defensa del Transporte de Madera en Galicia y Asturias, “para Ence la seguridad en sus instalaciones es que los transportistas lleven botas de seguridad, gafas, chaleco, guantes y casco, no importa que los camiones se entierren en los socavones y los conductores tengan que salir nadando de sus cabinas cuando llueve, no importa que las pilas de madera se caigan por encima de las cabinas de los camiones. Los planes que proponen y que imponen son a largo plazo”, aseguran, para añadir que los integrantes de la organización “no están dispuestos a aceptar” esas propuestas.

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *