Los fabricantes de camiones consideran “demasiado agresivos” los objetivos de reducción de emisiones de CO2 marcados por Bruselas

ACEA engloba a los siete fabricantes de camiones con presencia en Europa.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), organización en la que están representadas los siete fabricantes de camiones que operan en el Viejo Continente, ha emitido un comunicado en el considera “demasiado agresivos” los objetivos de reducción de emisiones (-15% en 2025 y -30% en 2030) para vehículos pesados marcados hoy por la Comisión Europea.

Según la patronal automovilística, los recortes propuestos han sido establecidos “sin tener en cuenta la naturaleza específica del mercado europeo de camiones”. Y es que desde ACEA se quejan de que “el desarrollo de producto de los vehículos pesados que serán vendidos en 2025 ya está en marcha”, por lo que “el nivel de ambición para 2025 es demasiado elevado dado el corto plazo de tiempo que hay para la entrada en vigor de este inédito objetivo”.

A pesar de que en las últimas semanas ACEA había alertado de la necesidad de marcar objetivos específicos de reducción de CO2 para camiones diferentes a los fijados para otros vehículos, “parece que la Comisión simplemente ha cogido las reducciones de CO2 ya propuestas para turismos y furgonetas y las ha aplicado directamente a los vehículos industriales, sin reconocer las diferencias fundamentales que hay entre estos segmentos”, ha asegurado el secretario general de ACEA, Erik Jonnaert.

Además, Jonnaert ha alertado del hecho de que a la reducción del 15% para 2025 siga otro 15% menos de CO2 para 2030, va contra una aproximación realista al estado del arte de la industria, pues “las más avanzadas tecnologías de ahorro de carburante aún tardarán un tiempo en ser desarrolladas”.

La patronal ha aplaudido no obstante la adopción de una estrategia para descarbonizar el transporte, un objetivo con el que la industria europea de camiones está “plenamente comprometido”. Asimismo, ACEA ha aplaudido la aproximación en dos etapas -2025 y 2030- al objetivo final de recorte de emisiones de CO2, pues ello permitirá que “las últimas tecnologías en materia de eficiencia de combustible disponibles en 2025 sean tenidas en cuenta”.

Los fabricantes también ven positivo que se tome 2019 como el año a partir del cual se fijan los recortes de emisiones de CO2, pues será a partir de entonces cuando los productores de camiones comenzarán a utilizar la misma herramienta de cálculo (VECTO) para medir y comunicar las emisiones de CO2 de sus vehículos, lo que permitirá realizar comparaciones a partir de datos reales de fabricantes y modelos.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *