Los cargadores reclaman armonización de las normas de regulación del tráfico en las ciudades

El responsable de Movilidad de Mercadona, Paco Roselló, reivindicó el modelo de la empresa de “ser sostenibles e invisibles para los vecinos”.

Los responsables de logística y cadena de suministro de entidades como Mercadona, Mango, Veepee Group, Coseral y Cofares han coincidido en reclamar a la Administración una armonización de las normas que regulan el acceso al tráfico en las ciudades con el objetivo de evitar condiciones diferentes en cuestiones “estratégicas” para sus negocios.

Los portavoces de las mencionadas compañías, reunidos en la primera edición del Congreso Aecoc de Smart Distribution, piden esa unidad de criterio en materias tales como “el acceso, el tipo de vehículos permitidos, la gestión de las zonas de carga y descarga o la gestión de la logística nocturna”, entre otras.

Se evitarían así situaciones como la relatada por el responsable de Movilidad de Mercadona, Paco Roselló, quien durante su intervención en el acto explicó que los responsables de la cadena de supermercados tienen que “recurrir a acuerdos con los ayuntamientos de las ciudades en las que operamos para poder hacer nuestros procesos logísticos, y no creemos que sea una solución adecuada; pedimos a la administración una regulación homogénea que unifique las condiciones para la distribución de mercancías en todas las ciudades”, reclamó.

En este mismo sentido se expresó el director de transporte de Mango, Paco Fernández, quien pidió “diálogo para unificar la normativa en todo el país y no volver loco al sector”. No obstante, reconoció “el espíritu colaborador que están mostrando tanto la DGT como la Administración”.

En cualquier caso, Fernández ha calificado como “urgente” el hecho de iniciar el proceso de digitalización de las zonas de carga y descarga, la creación de carriles multiusos, la electrificación de la última milla y el despliegue de redes de taquillas para la entrega de paquetería.

El director de operaciones de Veepee Group, Víctor del Pozo, ha explicado a los participantes del congreso -celebrado de forma telemática- que las ventas del grupo de comercio online crecieron entre el 75% y el 100% durante las semanas de confinamiento. “Hemos tenido que resolver algunos retos, como adaptar nuestro surtido a un cliente que estaba en casa y cambiar los procesos de entrega para evitar el miedo al contagio”, ha detallado.

El e-commerce se acelera tres años
De cara al futuro, del Pozo ha asegurado que “la crisis sanitaria ha acelerado tres años el crecimiento previsto del e-commerce” y ha augurado un futuro próximo “con un cliente mucho más digital y que trabajará mucho más desde casa, lo que provocará un aumento de la entrega a domicilio”.

Durante el confinamiento, Mango ha ganado alrededor de 900.000 usuarios en sus plataformas online. “Hemos superado el plan de negocio a tres años para el e-commerce y hemos vivido semanas con ventas equivalentes a un Black Friday de forma constante”, ha explicado Fernández durante el congreso.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *