Los camiones con energías alternativas ya pueden aumentar su peso máximo legal en una tonelada

En el caso de vehículos destinados a servicios en entornos urbanos se podrá superar la tara más de una tonelada, siempre que no se supere la masa máxima técnicamente admisible ni la masa máxima por eje.

Los vehículos de transporte de mercancías de dos ejes que utilicen combustibles alternativos podrán tener un peso máximo de 19 toneladas, y los de tres ejes podrán tener un peso máximo de 27 toneladas, esto es, en ambos casos una tonelada superior a los vehículos con motores diésel. Se trata de una de las principales consecuencias de la transposición a la normativa española de la Directiva europea 2015/79 por la que se modificó parcialmente la Directiva 96/53 sobre dimensiones y pesos máximos autorizados de los vehículos de transporte.

La nueva Orden Ministerial PRA/499/2017, publicada en el BOE el pasado 2 de junio, tiene como objetivo facilitar la implantación de avances tecnológicos en los vehículos de transporte para contribuir a la reducción de los gases de efecto invernadero y, en particular, las de dióxido de carbono.

Junto con el ya citado incremento de peso máximo, en el ámbito de los dispositivos aerodinámicos los vehículos y conjuntos de vehículos podrán rebasar las longitudes máximas previstas en la actual legislación a fin de poder instalarse dispositivos aerodinámicos homologados en su parte trasera, o bien contar con cabinas homologadas que mejoren el rendimiento aerodinámico, sin que en ambos casos suponga aumentar la longitud de la carga a transportar. El conductor estará obligado a replegar o desmontar los dispositivos aerodinámicos cuando la seguridad de otros usuarios de la carretera esté en peligro y, en tal caso, una vez replegado no podrá tener una longitud superior a 20 centímetros, apuntan desde Fenadismer.

En cuanto a los vehículos propulsados por combustibles alternativos, eléctricos y de gas natural entre otros, podrán aumentar su tara hasta un máximo de una tonelada a fin de poder llevar instalados baterías y otros dispositivos de almacenamiento de potencia eléctrica o mecánica. En el caso de vehículos destinados a servicios en entornos urbanos se podrá superar la tara más de una tonelada, siempre que no se supere la masa máxima técnicamente admisible ni la masa máxima por eje. Dicho aumento de tara no se contabilizará como parte de la carga útil del vehículo.

Además, en el ámbito del transporte de contenedores multimodales las longitudes máximas previstas en la actual regulación podrán rebasarse en 15 centímetros en el caso de los vehículos o conjuntos de vehículos que transporten contenedores de 45 pies de longitud o cajas móviles de 45 pies de longitud, con o sin carga, siempre que el transporte por carretera del contenedor o de la caja móvil en cuestión forme parte de una operación de transporte intermodal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *