Londres sancionará a empresas y conductores que no cumplan con el Direct Vision Standard

Los vehículos que no dispongan del permiso DVS serán sancionados con multas de 550 libras para la empresa y 130 libras para el conductor del vehículo.

Londres apuesta por la seguridad urbana con una nueva legislación, el Direct Vision Standard (DVS), que exigirá a todos los vehículos de mercancías de más de 12 toneladas, incluidos los vehículos de fuera del Reino Unido, que entren por la M25 (el equivalente a la M50 de Madrid) con un permiso especial obligatorio. A partir del 1 de marzo, fecha en la que entrará en vigor, los vehículos que no dispongan de este permiso  serán sancionados con multas de 550 libras para la empresa y 130 libras para el conductor del vehículo. Las cámaras con reconocimiento automático de matrículas serán las encargadas de detectar los vehículos y se contrastará el permiso con la base de datos de Transport of London. Una vigilancia que se mantendrá las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana.

Para la obtención del permiso especial el vehículo deberá cumplir con un mínimo de exigencias sobre visión directa que será valorada mediante una calificación de estrellas (0-5). Esta valoración la proporcionará el fabricante y se basará en cómo sale el vehículo de la línea de producción sin tener en cuenta los sistemas de seguridad que se instalen después. Las empresas que no cumplan con los requisitos mínimos se verán, por lo tanto, obligados a instalar dispositivos adicionales de visión indirecta en sus vehículos. El DVS mide objetivamente cuánto puede ver un conductor desde la cabina en relación con otros usuarios de la carretera. El DVS se comunica con una calificación de estrellas de cero (pobre) a cinco (excelente), lo que indica el nivel de riesgo para los usuarios vulnerables de la carretera. El fabricante del vehículo emitirá una calificación de estrellas para cada vehículo.

Cuando la calificación es de cero estrellas, o cuando un vehículo no pueda ser calificado, el vehículo deberá estar equipado con dispositivos de seguridad atenuantes que serán las condiciones del permiso. Los operadores deben poder demostrar el cumplimiento de estos requisitos al solicitar el permiso de seguridad. Cuando esta calificación sea de una estrella o más, los operadores de flotas podrán solicitar un permiso de seguridad sin que se requiera ninguna otra acción obligatoria.

Los dispositivos adicionales de seguridad requeridos por Transport for London son: espejo de clase V para el lateral del vehículo y de clase VI para la parte frontal, cámaras que cubran los puntos ciegos del vehículo, sensores de movimiento que avisen al conductor de usuarios vulnerables de la carretera, protectores laterales, advertencia audible de maniobra del vehículo para advertir a usuarios cuando un vehículo está girando, y señalización externa advirtiendo del peligro a los usuarios.

La empresa Prevent, Prevención para equipos móviles, con central en Vitoria y con más de 20 años de experiencia en el sector de la seguridad y prevención de accidentes, dispone de varias soluciones para poder obtener el permiso, que comprenden equipos adicionales para instalar en el vehículo como son la Alarma de advertencia de giro, Sensores ultrasónicos o Sistemas de cámara y monitor.

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *