Las multas por realizar el descanso semanal normal en cabina alcanzan los 2.000 euros con el nuevo ROTT

La prohibición sólo afectará al descanso semanal de más de 45 horas que el transportista debe realizar obligatoriamente cada dos semanas.

Las multas por realizar el descanso semanal normal (más de 45 horas) en la cabina de los camiones pueden llegar en España hasta los 2.000 euros tras la entrada en vigor el pasado 21 de febrero del nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT). La prohibición sólo afectará al descanso semanal de más de 45 horas que el transportista debe realizar obligatoriamente cada dos semanas, recuerdan desde Fenadismer.

El Ministerio ha introducido el nuevo tipo infractor con ocasión de la reforma del ROTT tras la nueva interpretación al Reglamento comunitario 561/2006 sobre tiempos de conducción y descanso dada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de 20 de Diciembre de 2017, estableciendo que sólo los periodos de descanso diarios y los periodos de descanso semanales reducidos pueden ser tomados por el transportista a bordo del camión

Ello ha obligado a que los Estados miembros tuvieran que regular en sus legislaciones nacionales la prohibición de que los descansos semanales normales debiendo “establecer las sanciones aplicables a las infracciones de dicho Reglamento y de tomar todas las medidas necesarias para garantizar la aplicación de las sanciones que establezcan” según manifestó expresamente el Tribunal Europeo.

Desde la organización que preside Julio Villaescusa insisten que debe quedar claro que la nueva infracción sólo afecta a los descansos semanales normales, esto es, a los descansos superiores a 45 horas que los transportistas deben tomar obligatoriamente cada dos semanas, «por lo que en la práctica los principales destinatarios de la misma serán los transportistas procedentes de otros países que pretendan realizar dicho descanso semanal en España a bordo del vehículo».

Así, el periodo de descanso tomado a bordo del camión minorará el cómputo de horas exigido por la normativa comunitaria para la realización del descanso semanal normal, de tal modo que cuando se produzca una disminución del descanso semanal en más de nueve horas se considera infracción muy grave con multa de hasta 2.000 euros. Si la disminución del descanso semanal es superior a tres horas se considera infracción grave con multa de hasta 600 euros, y en los demás casos será infracción leve con multa de hasta 200 euros.

Otros países europeos ya implantaron en su día dicha prohibición, con el objetivo, «compartido por Fenadismer», destacan, «de luchar contra la competencia desleal que ejercen en dichos países las empresas de transporte deslocalizadas en terceros países, principalmente en países del Este de Europa, las cuales contratan en condiciones precarias a ‘conductores nómadas’, que trabajan y viven de modo permanente en el camión, pasando largos períodos del año fuera de sus países de residencia».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *