Las Juntas Arbitrales de Transporte retomarán “de manera inminente” su actividad

Desde julio, el procedimiento arbitral puede prescindir de la vista oral siempre y cuando la cuantía de la reclamación no exceda de 5.000 euros”.

Las Juntas Arbitrales de Transporteretomarán de manera inminente su actividad, comenzando de nuevo a tramitar los procedimientos y expedientes paralizados como consecuencia del estado de alama declarado el pasado mes de marzo”. Así al menos lo asegura Fenadismer en un comunicado hecho público hoy, en el que la federación “valora positivamente la decisión adoptada por las Juntas Arbitrales de reiniciar su actividad”.

El retorno presencial de estos organismos se producirá adoptando “importantes protocolos de seguridad e higiene para garantizar la salud de todos los participantes”, destacan desde Fenadismer, cuyos portavoces aseguran que se celebrarán “vistas orales con la intervención de los miembros del Tribunal Arbitral y de las partes afectadas”.

Según explican desde la organización que preside Julio Villaescusa, la vuelta al trabajo de las Juntas Arbitrales de Transporte “permitirá dar cauce al colapso existente en la tramitación de las reclamaciones paralizadas desde la declaración del estado de alarma, así como las numerosas presentadas durante los últimos meses”.

El reinicio de su actividad se produce apenas un par de meses después de que el Gobierno aprobara el Decreto-Ley 26/2020, de medidas de reactivación económica para hacer frente al impacto del Covid-19 en los ámbitos de transporte y vivienda.

Este texto normativo “incluyó diferentes medidas extraordinarias de apoyo al sector, entre otras, la habilitación a los presidentes de las Juntas Arbitrales para modificar el procedimiento arbitral y prescindir de la vista oral siempre y cuando la cuantía de la reclamación no exceda de 5.000 euros”.

Sea como fuere, tal simplificación de trámites no podrá aplicarse en” reclamaciones de cuantía superior a 100 euros interpuestas antes del 9 de julio de 2020, fecha de entrada en vigor del Decreto Ley, cuando el demandante se oponga expresamente a que se prescinda de la celebración de la vista oral”.

Tampoco podrá prescindirse de la vista oral “en los casos en que el demandado plantee reconvención”, así como “en reclamaciones en que resulte necesaria la práctica de prueba”. Tampoco podrá eliminarse este trámite “cuando cualesquiera de las partes impugne la autenticidad de documentos aportados en la reclamación” o “siempre que conforme a las circunstancias, el presidente de la Junta considere conveniente la celebración de vista oral”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *