Las flotas búlgaras, lituanas y rumanas copan el 14% de las importaciones por carretera

Fenadismer considera “alarmantes” los datos derivados del estudio de Fomento sobre la evolución de flotas procedentes de países del Este.

El 14% de las importaciones de mercancías a nuestro país realizadas a través del transporte por carretera tiene como protagonistas a empresas establecidas en Bulgaria, Lituania y Rumanía, según revela Fenadismer a partir del “Estudio sobre transporte internacional de mercancías por carretera”. En el capítulo de exportaciones, flotas de transporte de los citados países copan el 11% del total de mercancías que salen de nuestro país por carretera con destino al resto de Europa.

Los datos son calificados de “alarmantes” por Fenadismer, organización que considera “especialmente preocupante” el crecimiento de dichas flotas en el transporte interior en España, con un incremento en el último año del 340% de las empresas búlgaras, del 60% de las lituanas y del 25% de las rumanas.

Para el colectivo que preside Julio Villaescusa, no hay duda de que un “alto porcentaje” de estas empresas de transporte corresponde a “empresas buzón pertenecientes a grandes flotistas españoles, con una cada vez mayor presencia en el transporte internacional con origen o destino en España, pese a que el origen o destino de nuestras mercancías no son precisamente los países donde se encuentran radicadas dichas flotas deslocalizadas, así como en el transporte nacional dentro de España”.

“Resulta muy llamativo que pese a que el origen de las mercancías con destino a España no son precisamente los países del Este de Europa, sin embargo, las flotas de transporte domiciliadas en dichos países transportan de forma desproporcionada las mercancías importadas a nuestro país, y como consecuencia también las exportaciones desde España, lo que evidencia claramente que se tratan de empresas deslocalizadas a los únicos efectos de obtener menores costes fiscales y laborales, pero sin ninguna actividad real en dichos países“, continúa Fenadismer en su crítica a la evolución de esta situación.

“Es especialmente significativa, una vez más, la actividad desarrollada en el transporte nacional español por las flotas domiciliadas en Bulgaria, habiendo crecido un 340% en el último año, lo que le ha permitido escalar hasta la tercera posición en el ranking de empresas extranjeras que operan en España”, advierte esta organización, para detallar que en segunda posición se mantienen las flotas rumanas con un crecimiento del 25% respecto del año anterior, “y asimismo es destacable el crecimiento de las flotas lituanas en el transporte nacional es España, en concreto un 60%”.

A partir de este análisis, desde esta asociación instan al Gobierno español a que tramite las modificaciones legislativas necesarias que permitan un control prioritario y exhaustivo de las empresas extranjeras que operan en España, de modo similar a como han llevado a cabo los países de nuestro entorno.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *