La UETR quiere que el Parlamento apruebe el 10 de enero el Paquete de Movilidad

En materia de tiempos de conducción y descanso, UETR defiende mantener el sistema actual.

La Unión Europea de Transportistas por Carretera, UETR, ha llevado a cabo una campaña de comunicación y sensibilización a todos los eurodiputados sobre diversos aspectos del Paquete de Movilidad ante la votación sobre el nuevo Paquete Legislativo de Movilidad en la Comisión de Transporte que previsiblemente tendrá lugar el próximo día 10 de enero de 2019.

Para esta organización de transportistas, cuyo representante español es Fenadismer, se ha logrado un importante avance después del acuerdo alcanzado por el Consejo Europeo de Ministros de la UE el pasado 3 de diciembre, en el que se acordó el mantenimiento de las actuales reglas de cabotaje; una aproximación sensible relativa al desplazamiento de trabajadores, excluyendo las operaciones de tránsito y transporte bilateral y procedimientos de control más efectivos mediante el empleo de nuevas tecnologías,

Sin embargo, existen, a su juicio, aspectos sensibles «que no han sido convenientemente enfocados por el Consejo Europeo«, por lo que «es necesario lograr una mejora que permita consolidar la existencia de un mercado europeo de transporte más equilibrado, justo y competitivo, en cada uno de los proyectos legislativos que se van a debatir».

Así, en lo relativo a la regulación sobre el acceso al mercado y a la profesión, UETR defiende la aplicación de los cuatro requisitos para el acceso a la profesión con vehículos ligeros. Y considera necesario establecer un régimen de corresponsabilidad en la cadena de suministro «frente al actual régimen subjetivo en el que los expedidores y cargadores son responsables sólo cuando los servicios de transporte se efectúan a sabiendas de que incumplen las disposiciones de la Unión Europea, lo que resulta sencillamente inaplicable y dejaría a las empresas de pequeña dimensión en la manos de los grandes intermediarios».

En materia de tiempos de conducción y descanso (tacógrafo), UETR defiende mantener el sistema actual, esto es, de un periodo de referencia de 90 horas en el plazo de dos semanas y asimismo permitir el descanso en cabina en los supuesto de descanso semanal normal cuando existan adecuadas áreas de descanso disponibles.

En relación a la transición al tacógrafo inteligente de segunda generación, «debe tenerse en cuenta la vida útil de los vehículos de transporte y las inversiones ya efectuadas por las pequeñas empresas», apuntan. Por ello, sería esencial que los pequeños transportistas pudiesen acceder a un adecuado apoyo financiero para ello, defienden.

En relación a la nueva regulación sobre trabajadores desplazados en el sector de transporte, UETR apoya la exclusión de las operaciones de transporte internacional bilateral y el uso obligatorio de documentos electrónicos, así como del establecimiento de tecnologías para el control por parte de las autoridades competentes.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *