La planta de Iveco en Madrid, a la cabeza mundial en excelencia de fabricación

En la actualidad, la planta madrileña emplea a más de 2.500 personas.

La planta de Iveco en Madrid se ha convertido en la primera fábrica del Grupo CNH Industrial en conseguir el Nivel Oro en World Class Manufacturing (WCM), uno de los más altos estándares de la industria manufacturera global para la gestión integrada de plantas y procesos de fabricación. Tras la última auditoría, la fábrica de Madrid es la instalación de más alto nivel en términos de excelencia de fabricación entre las 64 que forman parte del Grupo.

Pierre Lahutte, presidente de la marca Iveco, ha explicado que se trata de un «gran logro que ha sido posible gracias al trabajo en equipo, el compromiso y la determinación de todos los que forman parte de esta fábrica. Hemos hecho importantes inversiones en esta factoría, y a través de los continuos esfuerzos de todas las personas involucradas en la producción hemos revisado completamente los procesos de fabricación. El resultado de ello es la mejor calidad para cada uno de los vehículos que salen de esta planta de ensamblaje”.

Por su parte, Manuel Mansilla, director de la planta, ha añadido que «el Oro en WCM es como un sueño hecho realidad. Es el resultado de una plena dedicación y grandes esfuerzos compartidos por todos los trabajadores de la planta. Doy las gracias a nuestros empleados de Madrid por su constante compromiso y, sobre todo, su pasión. No hubiéramos podido conseguir este increíble reconocimiento sin ello».

Mansilla recuerda cómo «empezamos a trabajar en la reingeniería de todos los procesos en nuestra planta hace diez años, y ha sido un esfuerzo incesable en mejora continua. Hemos alcanzado el mejor nivel, pero este no es el punto de llegada: es el comienzo de nuestra próxima era de excelencia, y trabajaremos muy duro en este proceso de mejora continua para dar a nuestros clientes la mejor calidad en sus vehículos Iveco».

La factoría madrileña ha conseguido los mejores resultados de su historia en WCM en esta auditoría gracias a las mejoras que ha introducido a lo largo de los años, que se han visto traducidas en un incremento de la seguridad, una alta calidad en los procesos de producción y los productos, un nivel de servicio del 100% y unas mejoras medioambientales excepcionales, disminuyendo en cerca de un 53% las emisiones de CO2 por vehículo fabricado y consiguiendo que la planta recicle el 99% de los residuos, explican desde el fabricante.

Gran parte de estas mejoras han sido posibles gracias a la involucración de los empleados a través de un sistema de sugerencias donde, con 28 sugerencias realizadas al año por cada trabajador, la planta madrileña se posiciona como un referente a nivel mundial dentro del Grupo.

En Madrid se fabrican los nuevos Stralis, tanto en las versiones diésel como en las alimentadas con GNC y GNL (NP), y el Trakker. Un 87% de esta producción está destinada a la exportación, principalmente a los mercados europeos, pero también a África, Asia y Sudamérica. Hoy, la planta emplea a más de 2.500 personas, el 21% de las cuales son mujeres, el porcentaje más alto del sector en España. El año pasado, esta fábrica fue reconocida con el Premio a la Excelencia por el Instituto Kaizen en la categoría de Mejora Continua.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *