La nueva gama Volvo alimentada por GNL llegará a España en primavera de 2018

La salida de la Volvo Ocean Race en Alicante fue el escenario para mostrar el nuevo FH alimentado por GNL.

La nueva gama de modelos Volvo, tanto FH como FM, alimentada por Gas Natural Licuado y con una nueva mecánica desarrollada a partir de tecnología de ciclo diésel, llegará al mercado español a partir de la próxima primavera, según avanzaron los responsables de la marca sueca durante la presentación en nuestro país del vehículo que tuvo lugar el pasado 20 de octubre en Alicante, donde tuvo lugar la salida de la presente edición de la carrera naútica Volvo Ocean Race.

De este modo, España ha sido seleccionado como uno de los mercados donde se llevará a cabo la comercialización de estos nuevos vehículos, cuyo motor funciona con gas natural en un porcentaje del 90-95% y con gasóleo en un porcentaje del 5%-10%. Durante la presentación del camión, Esteban Villa, ingeniero de Producto de la marca sueca, detalló los avances que se esconden bajo la cabina del vehículo.

Los propulsores de GNL desarrollados por Volvo incorporan un doble circuito de alimentación, uno a partir de gas natural y otro con gasóleo. Ambos desembocan en los inyectores. El depósito de GNL incorpora una bomba de GNL, a partir de ahí se pasa a un módulo de gas integrado y a un módulo de accionamiento de gas. En el otro circuito se pasa del depósito de gasóleo al conjunto de filtro diésel, a la bomba de gasóleo y al módulo de accionamiento diésel.

Esteban Villa, ingeniero de Producto de Volvo Trucks, desgranó todas las innovaciones aplicadas al nuevo motor de GNL de la marca sueca.

En su intervención, Esteban Villa destacó que las nuevas mecánicas ofrecen el mismo rendimiento que los actuales motores diésel de la gama de 420 y 460 caballos, los más demandados por el mercado, al tiempo que insistió en que se trata de un nuevo motor, no una adaptación del ya existente. Y todo ello con entre un 20% y un 100% menos de emisiones de CO2 (en este segundo caso si se utiliza biogas). La capacidad de los depósitos de GNL puede ser de  kg (275 l), 155 kg (375 l) o 205 (495 l), siendo la autonomía del vehículo de hasta 1.000 km si se monta esta tercera opción. El depósito de gasóleo es de 170 litros. Si se vacía el depósito de GNL, el vehículo circula sólo con gasóleo con una potencia máxima de 50 cv concebida para llegar hasta la próxima estación de suministro de gas natural.

A la cita con los medios de comunicación no faltó Stéphane de Creisquer, CEO de la compañía en nuestro país, quien no dejó pasar la oportunidad de reflexionar sobre el cambio de paradigma que se presenta para el transporte por carretera a partir del desarrollo de los nuevos combustibles, las nuevas energías de propulsión y los avances en la conducción autónoma. Al mismo tiempo, incidió en el concepto de sostenibilidad como la satisfacción de las necesidades actuales sin comprometer el cumplimiento de las necesidades de las generaciones futuras.

Stéphane de Creisquer, CEO de Volvo, reflexionó sobre los retos que afronta el transporte por carretera.

Sobre la conducción autónoma, el directivo de la marca sueca apeló a la urgencia de que las autoridades tanto europeas como españolas se pongan de acuerdo para configurar un protocolo único y armonizado que despeje el camino. “La tecnología ya la tenemos: falta la inversión en infraestructuras”, afirmó. En su visión del futuro no muy lejano, De Creisquer apuntó que el 2030 los vehículos ya no serán una amenaza medioambiental y no ocultó su confianza en los camiones eléctricos para el ámbito urbano.

Una unidad del Volvo FH GNL con 460 caballos ha sido testada durante dos meses por la empresa Transnugon. Su gerente, Pablo Bordils, hace balance de la positiva experiencia con este vehículo en el siguiente video, no sin confesar que su objetivo pasa porque todos los vehículos de la flota de la compañía vayan propulsados por gas natural.

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *