La nueva edición del Plan Movea sólo contempla ayudas para la compra de 100 camiones de gas

La cuantía de las ayudas para la adquisición de un camión a gas se reducen de 20.000 a 18.000 euros.

Sólo 100 camiones podrán beneficiarse de las ayudas previstas por el Plan Movea aprobado el pasado viernes en Consejo de Ministros, que contempla una partida de tan sólo 1,8 millones de euros para subvencionar la compra de vehículos industriales de más de 18 toneladas propulsados por gas natural. Como quiera que la cuantía de la ayuda es de 18.000 euros por unidad, sólo un centenar de nuevas matriculaciones disfrutarán de la subvención.

Menos cuantía total y menos ayudas individuales por la compra de cada camión. Ése es el resumen de la nueva edición del Plan Movea. El montante total del plan se ve reducido en un 14%, desde los 16,6 hasta los 14,26 millones, mientras que las ayudas por la adquisición de un camión de gas se ven recortadas 2.000 euros, desde los 20.000 el año pasado hasta los 18.000 euros en la versión del Movea que vio la luz hace apenas un par de días.

En el caso de los camiones, para optar a las ayudas será necesario achatarrar un vehículo antiguo, matriculado con anterioridad al 1 de enero de 2010. Las furgonetas se beneficiarán de las mismas ayudas que los turismos, 500 euros, a los que se añadirán un mínimo de 1.000 euros por vehículo que deberán aportar los concesionarios que deseen adherirse al plan.

Mención aparte merece la inconcreción de la referencia del Consejo Ministros en cuanto a las ayudas para vehículos de transporte de mercancías que no son ni furgonetas ni camiones. Literalmente, la nota afirma que “la cuantía de las ayudas será de 5.000 euros para las camionetas”, sin especificar las características de los vehículos que se agrupan bajo esta singular denominación.

Fuentes del sector consultadas por Todotransporte han confirmado que no será hasta el próximo miércoles, 21 de junio, cuando el Real Decreto que regula las ayudas del Plan Movea sea publicado en el BOE. Será entonces cuando conozcamos las características específicas y las subvenciones concretas de las que puede beneficiarse cada vehículo.

Como es sabido, con las sucesivas ediciones del Plan Movea el que el Gobierno pretende impulsar la adquisición de vehículos propulsados por energías alternativas a la gasolina y el gasóleo, ya sean eléctricos o de gas en sus distintas versiones.

“Una declaración de intenciones”
Sin embargo, el tijeretazo a la edición de este año del plan ha hecho que la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) haya asegurado en un comunicado que “la apuesta del Gobierno por la movilidad eficiente y las energías alternativas es más una declaración de intenciones que una realidad, a juzgar por la debilidad de un plan de impulso basado en ayudas intermitentes y con una dotación presupuestaria a años luz de Europa”.

En opinión de la patronal, que representa a más de 4.600 concesionarios y 3.000 compraventas, para dar el empuje necesario a la implantación de la movilidad alternativa “es necesario un plan estable de incentivos que, al dar continuidad a las ayudas, disipe la incertidumbre que frena dar el salto a otras energías”.

Dotación presupuestaria “testimonial”
Resaltan además desde Ganvam el hecho de que si nos comparamos con otros países de nuestro entorno, “la dotación presupuestaria destinada a movilidad alternativa puede calificarse de testimonial, siendo como mínimo diez veces menor”.

Aunque el director general de Ganvam, Tomás Herrera, ha asegurado valorar la puesta en marcha del programa, ha incidido en que “el despegue real de la movilidad alternativa requiere una estrategia más sólida por parte de las administraciones públicas, quienes deben servir de ejemplo al resto de la sociedad para que la implantación de estas tecnologías sea una realidad y no una opción a futuro”.

Aunque la patronal de fabricantes Anfac ha sido más benévola en su valoración de esta nueva edición del Movea, desde la organización también piden una política a más largo plazo para que se produzca un cambio real en la movilidad de nuestro país. “Una continuidad en los planes de incentivos a la movilidad con vehículos de energías alternativas sería una excelente medida para que este tipo de automóviles lograse una adecuada velocidad de crucero en sus matriculaciones”, apostillan desde Ganvam.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *