La morosidad sigue lastrando la viabilidad de las empresas de transporte españolas

El plazo medio de pago en el transporte se situó en 79 días en enero.

El ejercicio 2019 ha arrancado de modo parecido a cómo concluyó 2018 en lo que a la morosidad en el transporte de mercancías se refiere. En este sentido, en enero las empresas del sector sufrieron un retraso medio de 79 días a la hora de cobrar sus servicios, lo que continúa poniendo en peligro la viabilidad de los operadores españoles.

Así se desprende de los datos del último observatorio permanente de la morosidad y los pagos en el sector del transporte por carretera, puesto en marcha por Fenadismer y la Fundación Quijote para el Transporte. El estudio desvela además que el 67% de los cargadores incumple la Ley de Morosidad al exceder el plazo máximo de 30 días para abonar los servicios, ampliables a 60 si hay acuerdo entre las partes.

En lo que a las modalidades de pago se refiere, la preferida por los clientes de los transportistas es el confirming (42%), seguida por la transferencia (31%), el pagaré (25%) y el cheque (2%). Aunque el retraso medio de 79 días registrado en enero es ciertamente preocupante, la encuesta de Fenadismer y la Fundación Quijote para el Transporte observa una ligerísima mejoría con respecto a los datos de 2018, cuando ese desfase entre la prestación del servicio y su cobró se situó en los 80 días.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *