La Justicia europea admite a trámite la demanda contra España por el requisito de los tres camiones

La Comisión Europea considera que el requisito de flota mínima pudiera resultar desproporcionado y discriminatorio.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha admitido a trámite la demanda de la Comisión Europea frente a España por posible incumplimiento de la Reglamentación europea sobre condiciones de acceso a la profesión de transportista, al considerar que el requisito de flota mínima establecido en la normativa española, esto es, la exigencia de disponer inicialmente un mínimo de tres vehículos de transporte para acceder por primera vez al sector, pudiera resultar desproporcionado y discriminatorio.

Comienza así el procedimiento judicial para que las partes puedan presentar sus observaciones en relación a la demanda interpuesta, concretan desde Fenadismer, organización que mañana mismo, 31 de octubre, aprovechará la reunión entre el Comité Nacional del Transporte y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para reclamar su defensa activa ante las diferentes instituciones europeas de la actual regulación y ordenación del sector del transporte por carretera en España, “por entender que dicha normativa ha resultado ser absolutamente beneficiosa tanto para el propio sector como para el resto de la economía española”.

Desde la organización que preside Julio Villaescusa recuerdan que por parte del Gobierno español su posición para defender el citado requisito de acceso al sector se ha basado en todo momento en la excesiva “dispersión” que caracteriza al sector empresarial español, contribuyendo a la “opacidad” de nuestro mercado, lo que hace aconsejable establecer el requisito de flota mínima para “ofrecer más transparencia y una mayor seguridad jurídica y económica a las relaciones comerciales entre los transportistas y sus clientes”.

Así, la actual regulación española de la actividad del transporte público de mercancías por carretera, aprobada en 1999 tras la eliminación de los contingentes europeos para realizar transporte interior en los Estados miembros, “ha supuesto para la flota española un crecimiento espectacular en el ranking europeo de transporte internacional, pasando de ocupar la cuarta  posición en dicho año 1999 a ocupar la segunda posición en la actualidad, sólo por detrás de la flota polaca, y superando a las empresas alemanas y francesas, que en los últimos diez años han visto disminuir su presencia internacional en más de un 50%”, relatan desde Fenadismer.

En todo caso, se estima que la tramitación del procedimiento judicial iniciado por la Comisión Europea contra el Reino de España no sea resuelto por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea antes de dos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *