La Justicia declara ilegales los peajes guipuzcoanos de la N-I y la A-15

Fenadismer estudiará vías de devolución de los peajes cobrados desde enero.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha declarado ilegales los peajes que la Diputación General de Guipúzcoa había implantado en la N-I y la A-15 y que entraron en vigor el pasado mes de enero. La Justicia da así la razón a las organizaciones integradas en el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), que habían recurrido el establecimiento de los nuevos cánones provinciales. Contra la sentencia cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo en los próximos 30 días.

En una sentencia dictada el pasado 9 de abril y comunicada hoy a las partes, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) admite íntegramente los argumentos planteados por los transportistas, puesto que entiende que el régimen de peajes establecido por la Administración provincial “produce una discriminación indirecta del transporte de tránsito con origen y/o destino fuera de Guipúzcoa respecto del tráfico interior”, por lo que en consecuencia “vulnera el principio de no discriminación previsto en el artículo 7.3 de la vigente Directiva 2011/76/UE”.

Por ello, el tribunal vasco “anula la norma foral” por la que se establecieron los mencionados peajes y condena en costas a la Diputación de Guipúzcoa como a las Juntas Generales de dicha provincia. Además, la Administración provincial se queda sin la posibilidad de recaudar los 30 millones de euros que esperaba ingresar gracias a los peajes, que organizaciones de transportistas como Fenadismer habían calificado como “absolutamente desproporcionados”.

Y es que los peajes llegaban “a duplicar el coste medio de peajes para camiones en la red de autopistas de peaje españolas, pese a que se trata de una vía convencional carente de los elementos técnicos y de trazado propios de una autopista de peaje”, tal y como denuncian desde Fenadismer.

Satisfacción de los transportistas
Desde la federación de transportistas valoran “muy positivamente la referida sentencia al estimar los principales argumentos planteados por las asociaciones en su día en contra de dicha medida”. CETM, por su parte, ha hecho público un comunicado en el que “celebra la publicación de esta sentencia”, que en opinión de la confederación refrenda la posición de CETM de que los peajes ahora anulados constituían una “tremenda injusticia”.

En su escrito de celebración, Fenadismer asegura que “confía en que las Administraciones públicas condenadas se abstengan de recurrir dicha resolución judicial en casación, al estar impecablemente fundamentada”.

Sea como fuere, la organización que preside Julio Villaescusa anuncian que próximamente llevarán a cabo “un análisis jurídico pormenorizado de las consecuencias de dicha sentencia a los efectos de posibilitar que todo el importe recaudado durante los tres meses de vigencia del nuevo peaje pueda ser devuelto a los transportistas afectados por dicha medida ahora declarada ilegal”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *