Primafrio, investigada por cuatro posibles delitos a la espera de que el Supremo determine el juzgado competente

Guardia Civil registra Primafrío
El pasado 28 de junio la Guardia Civil registraba la sede central de Primafrio en la localidad murciana de Molina de Segura. Foto: La Opinión de Murcia.

La investigación a la empresa murciana de transportes Primafrio sigue su curso con el minucioso análisis por parte de la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla de toda la documentación obtenida mediante los registros de las sedes de la compañía tanto en las oficinas centrales en Molina de Segura (Murcia), como en las instalaciones de Lepe (Huelva), sin olvidar las actuaciones llevadas a cabo por las Fuerzas de Seguridad del Estado en estaciones de servicio ubicadas en La Junquera (Gerona), Irún (Guipúzcoa) y Pamplona.

Hasta el momento, el asunto sigue bajo secreto de sumario, si bien fuentes judiciales han avanzado a Todotransporte que esta limitación podría ser levantada en un breve periodo de tiempo. Por otro lado, es el Tribunal Supremo quien debe decidir ahora qué juzgado debe hacerse cargo del caso, es decir, si se mantiene en Sevilla o si se traslada el mismo bien a Huelva o bien a Murcia. Hasta la fecha no ha habido ningún detenido ni nadie ha sido llamado a declarar.

Mientras llega la decisión del Supremo, la jueza encargada del caso por el momento ha comenzado ya las actuaciones, que afectan a la comisión de cuatro posibles delitos por parte de la empresa Primafrio, concretamente relacionados con la seguridad vial, con los derechos de los trabajadores, contra la Seguridad Social y la Hacienda Pública y por falsedad documental.

Fue el pasado 28 de junio cuando agentes de la Guardia Civil, concretamente del Grupo de Información de la Agrupación de Tráfico, entraron en la sede central de esta empresa de transportesPrimafrio, especializada en transporte frigorífico, es la quinta empresa de transportes de España por volumen de facturación, con unas ventas de 275,10 millones de euros, según el Libro Blanco del Transporte por Carretera correspondiente a 2014 que edita Transporte XXI. Frente a los datos de 2008, el crecimiento fue del 371%, el más abultado de las 47 primeras empresas de transporte del país. La plantilla alcanzó el citado ejercicio los 179 trabajadores.

Desde la propia empresa se limitaron a señalar que la actividad de la misma seguía desarrollándose con total normalidad, para negar que en el dispositivo policial participasen miembros de Vigilancia Aduanera ni de la Agencia Tributaria, por lo que la inspección “no tiene nada que ver con temas de carácter fiscal”, apuntaron.

Se da la circunstancia de que en las últimas semanas el director general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, Joaquín del Moral, había anunciado en repetidas ocasiones la ejecución de un “golpe de efecto” para combatir la proliferación de las denominadas empresas “buzón” en el ámbito del transporte de mercancías por carretera, sin lugar a dudas uno de los fenómenos más graves y más preocupantes de los que actualmente afrontan miles de empresarios españoles, y también de otros países europeos, que tienen a bien cumplir puntualmente con las respectivas normativas en este sector.

 

 

 

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *