La disputa por la carga y descarga enfría cualquier acercamiento entre transportistas y cargadores

«Se debería dejar a la voluntad de cada empresa de transporte, ya que es un servicio que el cargador paga aparte», defienden desde Aeutransmer.

El enfrentamiento entre transportistas y cargadores en torno a quién debe realizar la carga y descarga, lejos de reducirse, ha vivido un nuevo capítulo tras la celebración de un animado debate a través de videoconferencia entre el secretario general de CETM, José María Quijano, el secretario general de Froet, Manuel Pérezcarro, y la secretaria general de Aeutransmer, Nuria Lacaci, quien en una de sus intervenciones ha puesto el dedo en la llaga al afirmar que el problema en relación con la realización de la carga y descarga por parte de los transportistas tiene que ver con que «no está bien regulado, ya que no debería restar tiempo de conducción«.

El acercamiento de posturas entre ambas partes es notablemente más evidente en asuntos como la digitalización o la no conveniencia sobre implantar las 44 toneladas en la situación actual. Pero las irreconciliables diferencias en relación con la carga y descarga siguen tensando enormemente cualquier posibilidad de acuerdo entre transportistas y cargadores.

Sobre esta polémica cuestión, para la secretaria general de Aeutransmer el llevar o no a cabo la carga y descarga «se debería dejar a la voluntad de cada empresa de transporte, ya que es un servicio que el cargador paga aparte«. Y para ahondar más en esta línea argumental, Nuria Lacaci ha apuntado que si el transportista no realiza la carga y descarga entonces el cargador debería retrotraer esta el coste de actividad del precio que se paga al transportista. Y sobre el intercambio de palés, la representante de los cargadores considera que la solución no es otra que «se regule la limpieza y desinfección de los palés».

«No se trata de que la carga y descarga no compute como tiempo de conducción», ha respondido José María Quijano, «ya que la labor del conductor es conducir y no otra, no aceptamos que cargue y descargue ni aunque se pague aparte«, ha señalado José María Quijano que, además, ha recordado el maltrato que han recibido muchos transportistas en algunos centros de carga y descarga, donde les han negado el acceso a sus instalaciones ante la difícil situación que han tenido que vivir con áreas y estaciones de servicio cerradas. En este sentido, Manuel Pérezcarro ha planteado la necesidad de que los centros logísticos cuenten con una recepción para los conductores. “Hemos echado de menos un mejor trato”, ha recalcado.

«Es una falacia que se pague más porque el transportista realice la carga y descarga la realidad es que no se paga», ha zanjado Manuel Pérezcarro, para insistir que «no queremos que se pague, es que no queremos hacerlo: es una práctica claramente abusiva «. En su opinión, «lo que está haciendo el cargador es ahorrarse un coste y que el transportista realice la carga y descarga por el precio del transporte». Y lo mismo ocurre con la subida y la bajada de palés.

Avances en digitalización

Menos lejanas, aunque tampoco coincidentes, han sido las posturas mostradas por transportistas y cargadores en torno a la digitalización, así como también en relación con no defender la implantación de las 44 toneladas. En relación a la digitalización de las empresas en el escenario actual, Nuria Lacaci ha destacado que la digitalización ha permitido mantener la trazabilidad y el seguimiento en la cadena de suministro y cree que habrá una aceleración en el uso de las nuevas herramientas digitales. José María Quijano ha recordado que la industria ha puesto freno al uso del eCMR ya que no ha habido interés por parte de los cargadores a la hora de ponerlo en funcionamiento. Lacaci ha afirmado «recoger el guante» y ha propuesto crear un grupo de trabajo para poner en marcha el uso del eCMR.

Asimismo, la secretaria general de Aeutransmer ha señalado que, entre las medidas que han propuesto recientemente a la Administración para salvaguardar la cadena de suministro no han incorporado la petición de las 44 toneladas porque ahora mismo no son necesarias ante la falta de carga. «No nos parece que sea el momento», ha destacado.

Comparte en:

Responder a Un pobre Autonomo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *