La DGT emprende una nueva campaña de vigilancia de camiones y furgonetas

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha una nueva campaña de vigilancia durante la que controlará especialmente camiones y furgonetas, unos vehículos que, según afirman desde Tráfico, “representan el 16% del parque y sufren también un 16% de los accidentes con víctimas”.

La campaña -que ha comenzado hoy, 13 de febrero, y se prolongará hasta el próximo domingo 19– pretende reducir la siniestralidad asociada a camiones y furgonetas, dos tipos de vehículos que, según la DGT, provocan accidentes que causan la muerte de 500 personas cada año.

A lo largo de toda esta semana, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC), así como el resto de policías autonómicas y locales que se sumen a la campaña, controlarán furgonetas y todo tipo de camiones, “incidiendo en la vigilancia y control en aspectos tales como la velocidad a la que circulan, las horas de conducción y descanso, el tacógrafo, el exceso de peso, los posibles defectos técnicos del vehículo o la seguridad de la carga transportada”.

En el marco de la campaña especial de vigilancia, los agentes también “comprobarán que la documentación del vehículo y del conductor es la correcta, que la conducción no se realiza bajo los efectos de drogas o alcohol o que todos los ocupantes del vehículo hacen uso del cinturón de seguridad”.

Los agentes prestarán también especial atención a la detección en los vehículos inspeccionados de “unos dispositivos denominados ‘emuladores Adblue’, que se anuncian en algunas páginas de internet”. Este tipo de mecanismos anulan el sensor que detecta los niveles bajos de Adblue y permiten que el camión en cuestión pueda seguir circulando “sin reducir la marcha del motor cuando este nivel se halle en unos mínimos”, sostienen desde Tráfico.

ITVs móviles
Desde la DGT destacan además que desde el pasado mes de octubre cinco unidades móviles de ITV se desplazan por prácticamente toda España llevando a cabo inspecciones técnicas a vehículos industriales en carretera. Desde entonces, se han realizado 4.135 inspecciones en carretera, resultando 1.135 no conformes.

Estas cifras representan que un 27% de los vehículos inspeccionados “han sido detectados circulando incumpliendo las condiciones exigidas”. Entre los defectos más habituales descubiertos durante estas inspecciones técnicas móviles destacan aquellos que afectan al “equipo de iluminación y sistema eléctrico, así como a ejes, ruedas, neumáticos, suspensión y chasis”.

La Dirección General de Tráfico explica en un comunicado que “la elevada antigüedad del parque actual de camiones y furgonetas, cuya media se sitúa en más de 12 años, (…) puede suponer un factor de riesgo, al carecer dichos vehículos de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente, además de los problemas derivados del uso o falta de mantenimiento”.

Conductores profesionales en la picota
Además del envejecimiento del parque de camiones y furgonetas, los responsables de la DGT apuntan a las distracciones como algunas de las principales causas de accidentalidad de vehículos comerciales e industriales. De hecho, y pese a no citarlos expresamente, la DGT hace referencia a “diversos estudios” según los cuales la distracción “está presente en cuatro de cada diez accidentes, y de ellos, casi la mitad son responsabilidad del conductor del camión implicado”.

Sí menciona Tráfico la fuente al hacer alusión a un estudio elaborado por la Fundación para la Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía (CIDAUT), según el cual “el 20% de los camioneros implicados en un accidente cometieron alguna infracción”. En palabras de la DGT, “por este motivo se controlará que los conductores cumplan los tiempos de conducción y descanso que establece la ley, ya que un exceso en el tiempo de conducción puede generar fatiga y distracciones, aumentando el riesgo de sufrir o provocar un accidente”.

Velocidad inadecuada
Desde el organismo dependiente del Ministerio del Interior aseguran que “la velocidad inadecuada es otra de las principales causas de accidentes entre los conductores de camiones y furgonetas”. Por eso, “para reducir la siniestralidad de este tipo de vehículos” los radares discriminan “por tipo de vehículo que ha cometido la infracción para sancionar en función de la limitación específica aplicable a cada uno”.

“Además, todas las infracciones captadas por los radares móviles en los que no se produzca parada para la identificación del conductor se tramitarán en el centro Estrada, donde además de la infracción por velocidad se comprobará si el vehículo infractor dispone de ITV en regla y seguro obligatorio en vigor”, recuerdan desde la DGT.

Especial atención a las furgonetas
La campaña emprendida hoy por la DGT prestará especial atención a las furgonetas, “cuyas características dinámicas y de utilización hacen que tanto su conducción como su accidentalidad sea diferente”, aseguran desde el mencionado organismo, desde donde recuerdan que “conducir una furgoneta no es lo mismo que conducir un turismo”.

La DGT recuerda que el peso total de las furgonetas es “dos o tres veces más elevado que el de un turismo, hecho que afecta a la conducción y no siempre se tiene en cuenta”. Los vehículos comerciales tienen otra serie de peculiaridades, como que la normativa que les resulta de aplicación no es la misma que la que afecta a los vehículos pesados de transporte de mercancías.

En lo que a su manejo se refiere, “la correcta sujeción de la carga es vital en caso de accidente, tanto para la persona que ocasiona el accidente como para los ocupantes de los otros vehículos implicados”. Por ello, la DGT ha editado el siguiente vídeo informativo “en el que se explica cómo se debe sujetar y colocar la mercancía que se transporta en las furgonetas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *