La desaparición de los triángulos de emergencia puede traer una nueva polémica

La luz de emergencia deberá poder comunicarse de forma autónoma con el centro de auxilio en carretera.

El 17 de marzo pasado se publicó en el BOE el Real Decreto sobre los servicios de auxilio en las vías públicas que renueva y regula los servicios de asistencia a los vehículos en la carretera. Por otra parte, la Ley también regula la señalización de los vehículos averiados en la carretera y da carta de naturaleza a la desaparición de los triángulos indicadores de avería que, de momento, son obligatorios portar en cada vehículo desde julio de 1.999.

La razón de la sustitución de los triángulos es porque sólo entre 2019 y 2020, 32 personas fallecieron arrolladas por bajarse del coche a poner los triángulos y, ahora, se propone sustituir gradualmente estos sistemas de señalización por un dispositivo luminoso e imantado que se deberá colocar en el techo del vehículo o en cualquier otra parte visible.

La colocación de este dispositivo evitará la salida del vehículo hasta la llegada de los servicios de asistencia. Estos dispositivos ya homologados por la DGT y de un precio no superior a los 20 euros, empezarán a ser obligatorios a partir del próximo 1 de julio y se dará un plazo transitorio de convivencia con los triángulos hasta el 1 de enero de 2026.

Sin embargo, a partir de esta fecha, los únicos dispositivos luminosos de emergencia admitidos serán los que incorporen un sistema de geolocalización y comunicación conectados con el centro de nacional de Tráfico y Movilidad (todavía no activo) y, como señala el Real Decreto 159/202, el dispositivo incluirá en su precio el coste de las comunicaciones, al menos durante 12 años y deberá tener dentro de su carcasa todo el equipamiento necesario para realizar las comunicaciones.

Esto significa que los dispositivos exigidos para 2026 serán distintos y lógicamente mucho más caros que las sencillas luces que hoy se venden y ya están homologadas; además, la incorporación de las cualidades tecnológicas a estos dispositivos no se recogía en los primeros proyectos de Ley y ha sido un añadido de última hora, antes de la aprobación del Real Decreto.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *