El tren de mercancías toca fondo en España tras caer su cuota hasta el 1,4% en 2016

La cuota del tren sigue cayendo pese a las subvenciones concedidas por el Gobierno./Germán Saavedra Rojas

Las toneladas transportadas por el transporte de mercancías por ferrocarril en 2016 se vieron reducidas un 8,3%, lo que hizo que la cuota del tren se viera reducida hasta ostentar sólo el 1,4% de la carga total transportada en nuestro país. Estos relevantes datos están extraídos del informe (consúltelo aquí) que elabora la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para analizar el mercado de transporte ferroviario de mercancías en el año 2016.

El mal dato del transporte de mercancías por ferrocarril se debe esencialmente “al menor tráfico registrado por Renfe Mercancías”, que deja a este modo con una cuota que “está entre las más bajas de la Unión Europea”.

Los malos resultados cosechados por el operador público contrastan con la mejora en todos sus indicadores de los competidores privados de Renfe Mercancías, que vieron crecer un 3,3% sus toneladas netas, un 3,9% las toneladas/kilómetro netas y un 9,2% el parámetro tren/kilómetro, si bien estos incrementos son “mucho menores a las observados en otros ejercicios”.

Sea como fuere, los ingresos de los operadores privados crecieron un 10,9%, hasta los 77,8 millones de euros. En cuanto a su cuota de mercado, alcanzaron un 29% (toneladas netas) y un 39% (toneladas/kilómetro netas). Igualmente, en términos de ingresos la cuota de estas empresas es creciente, situándose en el 27% (frente al 20,5% en 2014 y al 23,1% en 2015).

Mercado «relativamente pequeño»
En cualquier caso, a pesar de estas mejoras de resultados por parte de las compañías privadas, a lo largo de 2016 el mercado del transporte de mercancías por ferrocarril continúo siendo “relativamente pequeño, con unos ingresos en torno a 290 millones de euros”. Buena parte de ellos fueron a parar a Renfe Mercancías, que vio no obstante cómo sus ingresos caían más de un 10% y se quedaron en los 210 millones de euros.

La realidad es que si nos fijamos en el parámetro de toneladas netas transportadas, la cuota modal del transporte ferroviario de mercancías continúo siendo muy reducida en 2016 (1,4%), superando solo al transporte aéreo (0,04%) y muy lejos del transporte por carretera (70,6%) y del marítimo (27,9%).

Si se tienen únicamente en cuenta los transportes terrestres, la cuota del ferrocarril se situó en el 2,0% en términos de toneladas netas (2,2% en 2015) y 4,7% en toneladas/kilómetro netas (5,0% en 2015), lo que evidencia que el transporte ferroviario de mercancías sigue sin ser una alternativa competitiva a la carretera.

Bruselas quiere más
Y ello a pesar de los esfuerzos realizados por la Administración, que, en su ansia de alcanzar los objetivos plasmados en el Libro Blanco de la Comisión Europea ha anunciado recientemente importantes inyecciones de dinero público para subvencionar el transporte ferroviario de mercancías, que, según los planes de Bruselas deberá “sustituir el 30% del transporte por carretera en distancias superiores a los 300 kilómetros para 2030 y el 50% para 2050”.

Los responsables de la CNMC aseguran que continúan analizando este mercado tal como ya hicieron en 2016. La mejor prueba de ello es que el organismo regulador está elaborando actualmente “un informe sobre los costes subyacentes del transporte ferroviario de mercancías comparados con el transporte de carretera, con el objetivo de identificar las principales variables que influyen en su evolución”.

Además, el trabajo en el que se encuentra inmersa la CNMC “pretende evaluar las mejores prácticas implementadas en otros países europeos con una mayor actividad en este mercado con el fin de realizar una serie de recomendaciones para aumentar la actividad del transporte de mercancías”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *