La CNMC envía a Bruselas varias recomendaciones para “relanzar” el transporte ferroviario de mercancías

Actualmente, sólo el 3% de las mercancías que se mueven entre España y Francia lo hacen en ferrocarril.
Actualmente, sólo el 3% de las mercancías que se mueven entre España y Francia lo hacen en ferrocarril.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha propuesto a la Unión Europea varias medidas para “relanzar el tráfico internacional de mercancías por ferrocarril“. Entre ellas, el organismo supervisor destaca la necesidad de llevar a cabo “inversiones adecuadas en infraestructuras ferroviarias y mejoras en la gestión de los corredores ferroviarios”.

Las propuestos formuladas por la CNMC son la respuesta del organismo español a la consulta pública lanzada por la Comisión Europea sobre el Reglamento 913/2010 de corredores internacionales de mercancías. Esta norma creó hasta nueve corredores internacionales y tiene como objetivo principal “potenciar el tráfico ferroviario de mercancías a través de una gestión centralizada de la adjudicación de capacidad, la gestión del tráfico o la relación con los clientes”, explican desde la comisión.

Los responsables de la CNMC quieren “fomentar un transporte sostenible y reducir el tráfico del transporte basado en combustibles fósiles”, por lo que se ha decidido a enviar a la Bruselas las citadas recomendaciones para “mejorar la actividad de los citados corredores internacionales”.

Entre las sugerencias remitidas por el ente supervisor destaca el capítulo destinado a infraestructuras. Y es que, según la CNMC, la inversión en este campo es especialmente necesaria en el caso de España, donde “el ferrocarril se encuentra penalizado por un ancho de vía diferente del estándar europeo”, lo que provoca que “en la frontera hispano-francesa se produzca un largo proceso de cambio de carga entre trenes que puede durar unas 6-8 horas”, incrementando así los costes del transporte ferroviario con respecto a otros modos.

La gestión constituye, a juicio de la CNMC, otra área de mejora, en la que debería actuarse “acortando y flexibilizando los plazos de antelación en la petición de surcos, facilitando la coordinación de la capacidad en la red y en las instalaciones de servicio, mejorando la fiabilidad y puntualidad del transporte por ferrocarril e implantando sistemas de gestión de la información integrados que permitan al cliente final localizar sus envíos así como los tiempos de entrega, con independencia de su situación”.

También es necesario dar un paso adelante en lo que a regulación se refiere, reforzando las competencias de los organismos responsables en la materia “para que puedan hacer recomendaciones vinculantes sobre la Declaración de Red del Corredor, las reglas de adjudicación de capacidad así como resolver los conflictos”.

Para facilitar esa actividad reguladora, la CNMC propone que se prevea “un mecanismo para que las empresas ferroviarias y candidatos pudieran acudir únicamente a un organismo de los que componen el corredor, con independencia del país donde se ha producido el conflicto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *