La atomización de la última milla pone en riesgo el crecimiento del comercio electrónico

Un tercio de las operaciones de comercio electrónico lleva asociada una entrega física.

El Centro Español de Logística (CEL) ha presentado en el marco de la feria Logistics & Distribution 2019 un estudio sobre la logística del e-commerce que pone de relieve el buen momento que vive el sector, con una demanda al alza que, sin embargo, puede verse amenazada si sus protagonistas no son capaces de dar respuesta a los retos que se presentan en el horizonte de este segmento de actividad.

Uno de ellos, y desde luego no el menos desafiante, es que pese a que el sector está dominado por gigantes del tamaño de Amazon, Aliexpress, El Corte Inglés, Ikea o Carrefour, lo cierto es que la cadena logística tiene en su último eslabón el más débil debido a la atomización del sector de la distribución de la última milla.

Así lo ha asegurado durante la presentación del mencionado estudio Ramón García, director de Innovación y Proyectos del CEL, quien ha destacado que pese a que los principales cargadores en el sector del comercio electrónico “tratan con grandes operadores de transporte” en último término “sufren la atomización del sector”, porque se traslada “toda la responsabilidad a autónomos o micro pymes. El último eslabón de la cadena es muy débil”, ha subrayado García.

De hecho, el informe elaborado por el CEL desvela que del total de las empresas que llevan a cabo servicios logísticos, “el 79,8% son microempresas”. Es más, si atendemos al número de empleados por organización, “hasta el 58% por ciento son autónomos sin asalariados”.

Escasez de conductores
Esta situación se produce en un escenario de crecimiento de los pedidos -y por tanto de los envíos- asociados al comercio electrónico, que en 2018 ascendieron a 60 millones de entregas. Por eso, Ramón García no ha dudado en asegurar que “si seguimos a este ritmo no tendremos repartidores suficientes”.

El problema no es únicamente cuantitativo, sino también cualitativo, puesto que, tal y como ha destacado el director de Innovación y Proyectos del CEL, “aunque los hubiera, con quien termina la experiencia de cliente es con el repartidor, por lo que el éste tiene que saber también atención al cliente, gestión de la entrega, etc.”.

Barrera de crecimiento
En caso de no cumplirse todos esos requisitos, el sistema se enfrentará a una escasez de conductores cualificados para llevar a cabo las entregas de última milla que “puede ser una barrera de crecimiento” para el sector del comercio electrónico, que necesita contar con profesionales que tengan “una buena formación en diferentes aspectos de la logística”.

Durante su intervención en Logistics & Distribution 2019, García ha abordado también la legislación actual, que prevé que “en 2023 las ciudades de más de 50.000 habitantes tendrán que delimitar zonas centrales con acceso limitado a los vehículos más contaminantes y definir Zonas de Bajas Emisiones”. Para su implementación habrá de ponerse en marcha “microhubs para la última milla en un contexto de nuevos modelos de distribución más sostenibles que engloben el uso de otros vehículos de reparto adaptados”, avanzan desde el CEL.

Retos
Entre los retos a los que se enfrenta el sector de la logística del comercio electrónico, el informe encargado por el CEL a Zoomlo everis group destaca los cambios en la expectativa del consumidor, la gestión de las devoluciones, la creciente congestión de las ciudades, la estacionalidad de esta actividad, la transformación digital y la ya mencionada adecuación del mercado laboral. “Además de todo eso hay que ganar dinero. Toma ya!, ha incidido Ramón García.

En febrero de 2020 el CEL hará público una ampliación del estudio que incluirá un análisis cualitativo del sector de la logística del comercio electrónico, incluyendo las conclusiones obtenidas en un taller celebrado tras la jornada celebrada en Logistics & Distribution y del resto de focus groups realizados durante 2019 por el Centro Español de Logística.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *