Kögel entrega 100 semirremolques Cargo Coil a la empresa italiana Friultrasporti

Los nuevos Cargo Coil para Friultrasporti Industriali están equipados con todo un abanico de opcionales.

Kögel ha recibido recientemente un pedido de un centenar de semirremolques Cargo Coil para Friultrasporti Industriali, empresa especializada en el transporte y la logística de acero, productos químicos, papel y otras mercancías con sede en Livorno (Italia).

Los semirremolques Cargo Coil de Kögel disponen de “un robusto chasis de construcción ligera en acero con receptáculo para bobinas y con un cuello de ganso de 120 milímetros de altura”, explican dese el fabricante alemán, que ha personalizado las unidades que entregará próximamente a Friultrasporti Industriali.

Y es que en lugar del receptáculo para bobinas de 7.200 milímetros con el que cuenta la versión de serie, la sociedad transalpina se ha decidido por el receptáculo para bobinas disponible de forma opcional con una longitud de 9.000 milímetros de longitud, lo que permite “el transporte de bobinas y bandas cortadas con un diámetro desde 900 hasta 2.100 milímetros y una carga distribuida máxima de 30 toneladas”.

El nuevo centenar de semirremolques estarán equipados con los ejes Kögel KTA, que, según detallan desde el constructor germano destacan por tener “un mantenimiento sencillo” y por ser “estables y fiables” gracias a la “doble suspensión exclusiva de los KTA, compuesta por un cojinete de goma blando y la barra de dirección de acero para resortes”, que “no solo mejora las características de conducción de los semirremolques sino también reduce el desgaste”.

Los nuevos semirremolques para Friultrasporti cuentan con equipamiento RoRo de alta resistencia para el transporte en barco y ferry sin acompañamiento. En este sentido, incluyen “un refuerzo diagonal entre el larguero y el chasis exterior, una placa de deslizamiento cerrada de diez milímetros de grosor, una placa de acoplamiento de diez milímetros de grosor, dos válvulas de aspiración y cuatro pares de anillos de amarre para cargas pesadas con una fuerza probada de 12.000 kg”.

El operador italiano de transportes ha decidido incorporar en sus nuevas unidades todo un abanico de opcionales que cumplan con sus necesidades. Entre ellos destaca una placa de serigrafía de 12 milímetros de grosor y 1.250 milímetros de altura “para proteger de daños la parte interior de la pared delantera”, así como un parachoques de acero reforzado en la parte trasera de los vehículos con el objetivo de “mejorar la protección contra colisiones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *