Julio Viartola, director de Asfares: “Las 44 toneladas se dan por hechas desde hace mucho tiempo”

Viartola considera que el aumento de masas y dimensiones sería positivo para la economía española.

Las 44 toneladas se dan por hechas desde hace mucho tiempo. Es una medida que se ha adoptado en otros países vecinos y que a España llegará tarde o temprano”. Ésa es al menos la opinión del director de la Asociación Española de Fabricantes de Remolques, Semirremolques, Cisternas y Vehículos Análogos (Asfares), Julio Viartola, en una entrevista concedida recientemente a Todotransporte (léala íntegramente aquí).

Durante la entrevista, Viartola no rehuye ninguno de los asuntos de actualidad que afectan al mercado español de semirremolques, por lo que además de considerar que la aprobación de las 44 toneladas “sería bueno para todos”, el director de Asfares aboga por incrementar la altura máxima de los semirremolques hasta los 4,20 metros.

En opinión del portavoz de la patronal de fabricantes de semirremolques, con la puesta en marcha de esas medidas “podríamos ganar todos. Sería positivo y la técnica lo permite, así que ¿por qué no vamos a hacerlo?”, se pregunta. Bajo su punto de vista, la respuesta está en el hecho de que “en los últimos años la Administración ha perdido mucho liderazgo”.

Viartola argumenta su afirmación subrayando que “el cambio de masas y dimensiones parece una buena idea a Economía, a Medio Ambiente y a los cargadores”, mientras que “Industria no se opone porque hay soluciones técnicas” y lo mismo puede decirse de la DGT, pues la aprobación de estas medidas “no le supone nada en lo que a circulación se refiere”.

Sin embargo, en lo que al Ministerio de Fomento se refiere, este organismo tiene competencias en materia de infraestructuras, “que van a sufrir más con las 44 toneladas y que en algunos casos están a 4,20 metros justitos”, aunque Viartola está “seguro de que Fomento ya tiene muy claro cuánto se va a gastar en infraestructuras, del mismo modo que otros países de nuestro entorno, como Francia, han hecho esos estudios y los tienen encima de la mesa”.

“En la negociación está todo”
En su opinión, la verdadera causa de la parálisis de Fomento es que también es responsable de la regulación del transporte, y tocarlo “es muy sensible, porque no sólo está afectado por normas técnicas, sino también laborales, económicas, sociales, etc. Y aquí es donde entramos en el problema, porque poner una cuestión encima de la mesa de Fomento supone abrir un melón de negociación en el que también saldrán los módulos, las empresas buzón, las falsas cooperativas, etc. En la negociación está todo y ésa es la complicación”, opina el director de Asfares.

Preguntado acerca de si lo que ocurre en la sede de Fomento es que sus responsables tienen miedo, Viartola sostiene que “es para tenerlo, porque al final no puede hacer un cambio positivo en la economía, el medio ambiente y la logística porque hay un marco administrativo en el que todo está mezclado. En ese jaleo que tiene el transporte se pierden cosas que pueden ser positivas”, afirma.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *