Josema Echarri, director de Echemar: “La escasez de conductores se soluciona en primer lugar pagando salarios dignos”

“Nosotros somos camioneros”, afirma orgulloso Josema Echarri.

“Si quieres que no te falten conductores necesitas en primer lugar ofrecerles un salario digno”. Ésta es sólo una de las contundentes afirmaciones expresadas por el director gerente de Echemar, Josema Echarri, en una entrevista telefónica concedida a Todotransporte que publicamos parcialmente en la sección A plena carga de nuestro número de octubre.

La mejor prueba de la afirmación de Echarri es que en la compañía que dirige “no tenemos problemas para encontrar conductores. Tenemos cubierta toda la plantilla, pero porque pagamos más que la media y porque el trato con ellos es francamente bueno. Hay empresas que no me extraña que tengan problemas para encontrar conductores, porque les tratan como a perros”, sostiene el empresario vasco.

Josema Echarri abunda en ese argumento asegurando que “algunos conductores de esos vienen aquí y esto les parece Disneylandia. Porque les decimos que hay que cumplir una serie de normas, que al día siguiente tienen revisión médica, que tienen un curso de formación de conducción, otro de prevención de riesgos laborales, que les pagaremos un plus porque ha trabajado toda la noche. Y claro, alucinan”, afirma Echarri.

A pesar de no sufrir la escasez de conductores, el director gerente de Echemar es consciente de que “este tema pinta muy mal”. De hecho, viendo la que se avecinaba Echarri decidió subir el salario a sus conductores. “Así por un lado no se me iban y por otro incluso me venían, porque los vehículos no pueden estar parados”, sostiene.

“¿Estamos locos?”
Esa decisión ha sido todo un acierto, aún a pesar de incrementar los costes salariales de la compañía. Llegados a este punto, Echarri muestra su indignación con las prácticas de algunos operadores de transporte: “Tiene narices que un camión te vale 100.000 euros y un remolque 30.000 euros y haya empresas que buscan la rentabilidad en lo que le quitan al chófer. ¿Estamos locos o qué?”, se pregunta.

El responsable de Echemar considera que la escasez de conductores no es el problema principal del sector, sino un síntoma del verdadero cáncer del transporte: la falta de rentabilidad. “Los márgenes son de risa. Y no lo digo en plan transportista llorón”, matiza, para después añadir que “en los tender hay empresas que ofertan un precio porque su comercial ha escuchado que los tiros pueden ir por ahí, pero sin haber calculado realmente cuáles son sus costes”.

Reducir flota para ganar rentabilidad
Echarri no está dispuesto a entrar en ese juego y, de hecho, afirma que cuando participa en un concurso “voy a dar los precios que considero justos después de analizar el servicio que me piden. Si dando los precios correctos me quedo sin ese trabajo pues me quitaré una serie de camiones que acaban el leasing. Y no pasa nada, es probable que la rentabilidad de mi empresa suba. Pero claro, a veces hay que tomar esas decisiones que son duras”, reconoce.

Y es que en opinión de Echarri, “hay una parte del transporte en la que se funciona con contratos más a largo plazo en la que se dan precios muy bajos. Pero hay otra parte, el mercado spot está subiendo. Nosotros estamos trabajando bastante esta modalidad y ponemos nosotros el precio. Por eso creo que los transportistas cada vez nos vamos a ir retirando más de los contratos cerrados blindados y probablemente reduzcamos flota para ir a spot”, vaticina Echarri.

“Nosotros somos camioneros”
Y es que, tal y como afirma el director de Echemar, “hay transportistas que libran batallas que no pueden ganar y quieren convertirse en operadores logísticos. Pero si hay multinacionales especializadas en eso con unos precios de risa, ahí tú no puedes competir. Olvídate. Nosotros somos camioneros. Y lo que hacen falta son camiones para llevar las cosas”, subraya.

Sin embargo, en su opinión, “el problema es que nuestra profesión no está socialmente aceptada, parece que estorbamos. No hay campañas para dignificar el sector. Y ojo, que a veces también nos lo hemos ganado a pulso los propios transportistas, porque en este sector ha habido muchos abusos.

“No existe ningún tipo de vocación”
Si analizamos el perfil del conductor actual vemos que son divorciados o gente sin cargas familiares que de momento no tiene otra cosa. No existe ningún tipo de vocación. Y si dicen que faltan conductores que se esperen a que la construcción tire, ya verás”, pronostica Echarri.

Bajo su punto de vista, una de las principales herramientas para reactivar el empleo en el transporte es “poder circular los domingos con las lonas. Está clarísimo. De esa manera, si un vehículo tiene que estar en París el lunes por la mañana, el conductor podría pasar viernes y sábado en casa y salir de ruta el domingo. No como ahora, que tiene que salir el sábado y perder el día del domingo parado en un aparcamiento porque no puede circular. Si un tío está encima de la cabina es para trabajar, no para estar parado un domingo en un parking”, zanja el empresario vasco.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *