Iveco entrega cinco Stralis NP 460 HP GNC propulsados por biometano a la flota de Lidl en Italia

Los cinco nuevos vehículos prestarán servicio en la zona de influencia del centro logístico de Lidl en Somaglia.

Iveco ha entregado recientemente a LC3 Trasporti, operador que trabaja para Lidl en Italia, cinco Stralis NP 460 HP GNC propulsados por biometano, un combustible “renovable y sostenible tanto en términos de los niveles de CO2 emitidos por el vehículo como de las emisiones del ciclo de vida”, afirman desde la multinacional transalpina.

En el acto de presentación de los vehículos, que prestarán servicio en áreas vecinas alrededor del centro logístico de Lidl en Somaglia, el director de la Business Line de Medios y Pesados de Iveco, Alessandro Oitana, ha subrayado que en el seno del fabricante italiano son muy conscientes de que “el mundo está cambiando, y está cambiando rápidamente, y el futuro definitivamente verá la introducción de nuevos tecnologías”.

Pese a ello, los ingenieros de la marca saben que “el camino para lograr las mismas condiciones en términos de nivel de capacidad de carga, rango, los tiempos de recarga y las infraestructuras siguen siendo largos”, motivo por el cual sostienen que “la única solución actual que es fácilmente disponible y económicamente sostenible es el biometano, en todas sus formas, ya sea GNC o GNL”.

Por su parte, Pietro Rocchi, director general de Ventas y Logística de Lidl Italia, ha afirmado que los responsables de la cadena de distribución están “extremadamente orgullosos de ser la primera empresa italiana en utilizar los vehículos más nuevos que funcionan con biometano, un combustible que promueve un modelo económico basado en sostenibilidad y circularidad de los recursos”.

En palabras de Rocchi, el objetivo a largo plazo de Lidl Italia pasa por “cambiar gradualmente del transporte que funciona principalmente con combustibles fósiles a combustibles alternativos con emisiones reducidas de CO2, como el biometano y el gas natural líquido (GNL)”, una tecnología presente desde 2015 en la flota que abastece a la compañía.

Desde entonces, pese a que la enseña de supermercados ha abierto un promedio de 40 nuevos puntos por año, sus emisiones de CO2 se han visto recortadas un 5,2%, lo que se traduce en 620.000 toneladas de dióxido de carbono que se han dejado de emitir a la atmósfera.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *