Froet exige más seguridad en las áreas de descanso europeas para evitar polizones en los camiones españoles

Fotograma de un vídeo distribuido por Froet en el que varios polizones abandonan un frigo tras agujerear el techo.

El secretario general de la Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia (Froet), Manuel Pérezcarro, ha exigido recientemente “que se aumente la seguridad en las áreas de descanso en toda Europa, y en especial en Francia, ante el recrudecimiento de los asaltos a camiones que se dirigen al Reino Unido, para lo que las mafias están empleando métodos cada vez más audaces”.

Según ha explicado Pérezcarro, a pesar de que los transportistas toman cada vez más medidas para evitar “que los polizones se cuelen en los camiones” -tales como sensores de apertura de puertas, sensores volumétricos que detectan la presencia humana en el interior, cerraduras especiales o precintos-, “el número de asaltos a los vehículos se está incrementando en las últimas semanas, dejando a los transportistas completamente desprotegidos”.

Así ha sucedido recientemente cuando “varios polizones escapan por la parte superior de un remolque frigorífico, al que habían logrado introducirse abriendo un rudimentario boquete en el techo, ante la perplejidad de los camioneros que estaban estacionados en la zona”, relatan desde Froet.

Ante los “enormes problemas” en este sentido a los que se enfrentan las empresas de transporte que viajan con destino al Reino Unido, Pérezcarro ha asegurado que las empresas murcianas asociadas a Froet “ya no saben lo que hacer, porque están parando muchos kilómetros antes para que no se sepa el destino que lleva ese vehículo”.

El secretario general de la federación murciana ha denunciado además que al menos en el último asalto del que se tiene conocimiento, con una veintena de polizones implicados, “el papel de las mafias es claro porque se necesita la colaboración de gente externa para poder acceder al techo del camión”.

Áreas de servicio seguras
En lo que a posibles soluciones a este problema se refiere, el mandatario de la patronal murciana asegura que “esto no hubiera ocurrido si hubiera en toda Europa y en España áreas de servicio seguras, donde se eviten estas situaciones, en las que el pagano es el propio transportista, que se ve completamente desamparado”.

Manuel Pérezcarro ha lamentado además que el sector del transporte de mercancías es “testigo, víctima y sufridor directo de este drama humano”. Además, cuando se dan este tipo de situaciones, “el conductor suele quedar detenido y el vehículo inmovilizado”, ocasionando “una angustia a los camioneros, que se ven impotentes y temen que les pueda pasar a cualquiera de ellos”.

Pérdidas económicas
Y ello por no hablar de las pérdidas económicas, pues los propietarios de las mercancías transportadas “rechazan la totalidad de la carga desde el momento en que se hayan subido polizones al interior de los camiones, lo que ocasiona graves perjuicios que pueden llegar a alcanzar los 25.000 euros por viaje, en productos como la lechuga o el brócoli”, denuncian desde Froet.

El aseguramiento de estos camiones y de las cargas que transportan es ciertamente complicado, pues “son muy pocas las compañías de seguros que cubren los riesgos derivados de la presencia de polizones en los camiones”. Y las que sí lo hacen “suelen tener limitada la indemnización a un máximo de 6.000 euros, o incrementan sustancialmente el importe de la prima del seguro si se quiere aumentar la cobertura”, subrayan desde Froet.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *