Fomento atiende la petición del sector y mantiene el requisito de antigüedad para acceder al transporte

Del Moral no cree que vaya a haber un efecto llamada para transportistas autónomos, entre otras cosas por el fin de los módulos desde el 1 de enero de 2019.

Frente a la pretensión inicial del Ministerio de Fomento de eliminar el requisito de antigüedad máxima inicial actualmente exigida para los vehículos en el acceso al sector (no superar los cinco meses), Joaquín del Moral, director general de Transporte Terrestre, ha anunciado que dará cabida a la petición del Comité Nacional del Transporte por Carretera y que mantendrá este requisito en los términos actuales.

Bien es cierto que ha matizado que así será “de momento”, puesto que la decisión final está en manos de las autoridades comunitarias, ya que tras la sentencia que declaraba ilegal el requisito de los tres camiones hay que enviar un proyecto normativo a Bruselas para demostrar que España cumple con la sentencia. “Si en Europa entienden que con el requisito de antigüedad cumplimos la sentencia lo mantendremos, pero si no es así tendremos que suprimirlo también”, advertía el representante ministerial durante la apertura del Foro Nacional del Transporte de Aecoc, celebrado este jueves 15 de marzo en Madrid.

Sobre el posible efecto llamada de autónomos al sector tras eliminar la flota mínima, Del Moral recuerda que es importante “acompasar la entrada en vigor de los nuevos requisitos de acceso con el nuevo régimen de módulos porque así no incentivaremos con medidas fiscales un impulso hacia la figura del autónomo“. Ambas medidas entrarán en vigor el mismo día, el 1 de enero de 2019.

En su discurso, el director general hizo un detallado repaso de todos los retos normativos que tiene planteados el transporte por carretera, que no son pocos, empezando por el nuevo paquete de carretera que se está gestando en Europa. “Que nadie dude de que estamos haciendo una defensa férrea de nuestros intereses en Europa”, advertía el director general, para valorar como un “éxito que el transporte quede excluido de la Directiva de Trabajadores Desplazados“, aunque matizó que “hemos ganado una batalla, pero no la guerra”.

En el enfrentamiento patente en Europa entre los países del Este y los países centroeuropeos en relación con más liberalización o más protección nacional, Joaquín del Moral apuntaba que España busca una solución equilibrada entre ambos bloques y tildó de “claramente insuficiente” la propuesta actual de la Comisión Europea que pretende aplicar el salario mínimo a partir de tres días en transporte internacional y desde el primer día en cabotaje. “Solicitamos un número suficiente de días para la exención”, para añadir que la nueva propuesta de la presidencia búlgara, centrada en nueve días de exención en transporte internacional y cinco en cabotaje “puede ser satisfactoria para nosotros”.

Sobre la lucha contra las empresas buzón se plantea un requisito de establecimiento que vincule el número de vehículos con la facturación de la empresa y unas instalaciones ajustadas al tamaño de la flota. También acoge positivamente que el vehículo deba volver a su país de origen cada cuatro semanas.

Sobre el cabotaje, el representante de Fomento trajo a colación el hecho de que el transporte español es el segundo caboteador de Europa y que el punto de partida es ni abrir más este fenómeno ni tampoco cerrarlo más, para concretar que el problema actual con este asunto tiene que ver con las dificultades para controlar el número actual de operaciones que marca la normativa.

A favor de las 44 toneladas
La postura de Joaquín del Moral es clara a favor de las 44 toneladas, para cifrar el impacto de la medida en un 5-6% de incremento de la oferta de transporte. Animó a cargadores y transportistas a que sigan las negociaciones en busca de un consenso y reconoció que son los precios del transporte, que siguen siendo bajos, los que no favorecen el acuerdo entre ambas partes, y “ambas deben ganar”, reconoció.

No faltó en su intervención una referencia al programa de ayudas al abandono de transportistas autónomos, que todo parece que está llamado a desaparecer al haberlo hecho también el requisito de tres camiones para acceder al sector.

Aecoc, preocupada por la pérdida de competitividad

“Ahora que la demanda crece nos dicen que tampoco es el momento para las 44 t, ¿cuál debe ser entonces el escenario?” se cuestionaba Bonmatí.

Antes del director general había tomado la palabra José María Bonmatí, director general de Aecoc, quien no ocultó su preocupación ante la pérdida de competitividad de la cadena de suministro tras la paralización de la negociación entre cargadores y transportistas tras dos años sentados en la mesa.

“Asumimos la divergencia de intereses con nuestros socios y desde este enfoque siempre hemos abordado las negociaciones”, advertía, para insistir en que “las 44 toneladas no son una cosa extraña en los países de nuestro entorno” y glosar las ventajas de la medida tanto desde el punto de vista económico como de sostenibilidad. A partir de aquí lanzó la crítica a la oposición de los transportistas (o de parte de ellos, cabría precisar) a las 44 toneladas: “Cuando la demanda de transporte era baja nos decían que no era el momento y ahora que la demanda crece nos dicen que tampoco, ¿cuál debe ser entonces el escenario?” se cuestionaba Bonmatí.

Notable ausencia del mundo asociativo del transporte
Aecoc logró convocar a un número no pequeño de empresarios de transporte a este Foro. Pero la ruptura de las negociaciones y, más recientemente, la cruda polémica acerca de la responsabilidad de cargadores y transportistas en el preocupante fenómeno de la falta de conductores, asuntos que han llevado a que las relaciones entre ambas partes sean las peores en mucho tiempo, tuvieron su reflejo en la llamativa ausencia del mundo asociativo del transporte a este evento.

Era habitual que el presidente del Comité Nacional del Transporte interviniera en la apertura. Pues bien, ni Ovidio de la Roza, recién nombrado presidente de honor, ni Carmelo González, recién nombrado presidente, consideraron oportuno acudir a la llamada de Aecoc, como tampoco se dejaron ver los directivos de organizaciones como Astic y Fenadismer, habituales en otras ediciones.

Viva el gas natural

“El camión de gas natural es más rentable que el camión de gasóleo, lo que se traduce en 8.000 euros de ahorro anual”, revela Pablo Bordils, director de Transnugon.

Ya dentro del programa de ponencias destacó la intervención de Pablo Bordils, director de Transnugon, que detalló su más que positiva experiencia en su creciente operativa con camiones alimentados por gas natural. Con un lenguaje directo, transparente y nada ambiguo, Bordils aportaba datos y más datos que confirmaban que la opción del gas natural más que un experimento de futuro es una realidad muy presente.

Tanto es así que en Transnugon ya no compran camiones diésel. Para su director, “el camión de gas natural es más rentable que el camión de gasóleo, lo que se traduce en 8.000 euros de ahorro“. Este combustible alternativo copa ya el 40% de la flota de la compañía (97 unidades sobre un total de 239).

Otro de los transportistas que participó como ponente fue Joaquín Campillo, director general de Campillo Palmera, que repasó la evolución normativa del sector y los retos a los que ha habido que ir adaptándose, para reconocer que hoy por hoy existe un grave problema relacionado con la falta de conductores.

Innovación y competitividad
Antes del almuerzo se celebró una mesa redonda en la que participaron Josep Serveto, director de Negocio de Serveto; Pedro Corraliza, responsable del Proceso y Compra Transporte Nacional de Mercadona; Rafael García, director de Logística de Pernod Ricard; Rubén Rodríguez, director de Operaciones de Transportes Sedano; y Julio Oslé, director FTL Network Cluster de Geodis.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *