La Policía estrecha el cerco sobre más empresas de transporte fraudulentas

El director general de Transporte Terrestre (segundo por la dcha.) ha aprovechado su presencia en la Asamblea General de Conetrans para concretar la estrategia de su departamento.

El Ministerio de Fomento, junto con la Agencia Tributaria y el Ministerio de Trabajo, sigue la pista de más empresas buzón en nuestro país y ha anunciado que no terminará este año sin que salgan a la luz nuevas operaciones contra empresas de este tipo “como la que ya hemos vivido”, ha recordado Joaquín del Moral, director general de Transporte Terrestre, durante su intervención en la Asamblea General de Conetrans, celebrada en Madrid este 12 de mayo.

“Estamos abordando investigaciones a empresas de las que tenemos no indicios sino ya evidencias de que están operando de manera fraudulenta, con lo que a lo largo de este año espero que podamos ver otras operaciones como la que ya hemos vivido para evidenciar que aquí el que no cumple las normas no se va a beneficiar de ellas”, afirmaba con detalle Del Moral, para destacar que estos transportistas investigados se enfrentan no tanto a sanciones económicas como a la pérdida de honorabilidad e incluso a delitos en materia social y tributaria.

En un ambiente poco tenso, sin grandes combates sectoriales y a la espera de que se reanuden las negociaciones entre transportistas y cargadores que darán lugar a las 44 toneladas (si no se produce un cataclismo), el responsable ministerial lanzó la andanada: “Vamos a seguir peleando contra las empresas buzón”, arrancó, para afirmar lo expuesto más arriba sobre que el trabajo conjunto de Fomento, Agencia Tributaria y Ministerio de Trabajo va a dar sus frutos para transmitir al sector que van a erradicar este problema y para dejar claro que los investigados se enfrentan no tanto a sanciones económicas como a la pérdida de honorabilidad e incluso a delitos en materia social y tributaria.

Fue sin duda el momento más destacado del discurso de Del Moral, quien repasó con detalle temas de interés para el sector y no dudó en avanzar novedades normativas de calado que podrán llegar en los próximos meses al transporte de mercancías por carretera.

Así, tras reconocer que la relación entre Fomento y Conetrans “siempre ha sido excelente”, reconoció que las empresas de transporte siguen teniendo los precios como asignatura pendiente de los precios, que no acaban de emerger y de ajustarse a los costes del servicio. A continuación enumeró aspectos relativos a la política comunitaria de transportes que van a sufrir modificaciones derivadas del nuevo paquete de carretera que la Comisión Europea presentará el próximo 31 de mayo.

“Vamos a avanzar contra las medidas unilaterales tomadas por algunos países: en los primeros textos de las modificaciones de los reglamentos hay temas bien encaminados”, apuntaba Joaquín del Moral.

“Creo que vamos a conseguir avanzar en la respuesta contra las medidas unilaterales tomadas por algunos países: en los primeros textos de las modificaciones de los reglamentos hay temas bien encaminados”, expuso el director general para centrar un análisis netamente optimista sobre los cambios legislativos que están por llegar de Europa. Uno de ellos es la modificación del cabotaje, el cual “no se trata de cerrarlo ni de liberalizarlo sino de clarificarlo para que el cumplimiento de la norma sea más sencillo de analizar por los servicios de inspección”, opinó, para revelar que la intención de la Comisión pasa por establecer un periodo de cinco días sin limitación en lugar de los siete días con tres operaciones en ese periodo, una norma que será más sencilla de controlar con la futura llegada del tacógrafo digital.

Trabajadores desplazados

En cuanto a la normativa de trabajadores desplazados, apostó por una regulación clara con “condiciones uniformes y equivalentes para todos”, y avanzó también que la Comisión Europea apuesta por fijar una estancia mínima en relación con la aplicación del salario mínimo, una visión que Fomento ya advierte que apoyará “porque nos parece razonable”, al igual que la aprobación de la famosa vuelta a casa, sobre la que se mostró optimista al confirmar que la propia comisaria Violeta Bulc le adelantó que se va a introducir alguna medida en esta dirección, sin concretar más aspectos por el momento. En este punto, Del Moral se mostró por lo tanto mucho más confiado en que salga adelante la modificación de lo que lo son algunas otras voces sectoriales bien informadas también y que apuntan ya que no será posible aprobar la vuelta a casa (“se ha estado más cerca que nunca”, reconocen por este otro lado…) debido a la oposición de los países centroeuropeos pero también por la nula defensa de la medida llevada a cabo desde el ámbito sindical.

En definitiva, apuntó: “La nueva regulación está bien encaminada y va a ayudar a solucionar determinados problemas”, todo ello en un escenario con dos bloques de países, proteccionistas y liberalizadores, pero en el que empieza a surgir, relató Del Moral, una corriente intermedia que la Comisión Europea valora positivamente en la que está de forma clara España con el apoyo de países como Finlandia, Portugal, Dinamarca e incluso Italia.

Acceso al sector

Antes de finales de mayo saldrá del ministerio un primer borrador del nuevo ROTT, aunque queda claro que no se va a tocar el requisito de los tres vehículos, el cual debe darse en todos los casos “sin que por la puerta de atrás puedan entrar al sector empresas con un vehículo”, advirtió. Llega el momento también de renovar el Comité Nacional del Transporte, y aquí dejó claro que el ministerio no se va a meter en un enfrentamiento para modificarlo si no hay acuerdo dentro del sector. Otra novedad llegará en 2018 con el visado de oficio, con lo que no habrá que demostrar a la Adminstración que se cumplen los requisitos.

Cargadores: compañeros de viaje

Antes del director general tomó la palabra el presidente de Conetrans, Carmelo González, que adelantó respecto a las negociaciones con los cargadores (paralizadas a la espera de que Ovidio de la Roza se recupere de un asunto de salud), que los posibles puntos de acuerdo que pudieran alcanzarse tras este proceso negociador no servirán para nada sin el posterior apoyo de la Administración. Y aprovechó para mostrar su perfil más conciliador: “Los cargadores no son nuestro enemigo, son nuestros compañeros de viaje que defienden sus intereses como nosotros defendemos los nuestros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *