Fomento advierte que “la construcción del mercado interior no puede hacerse con medidas unilaterales”

Sidera reconoce que hay “cierto alboroto” en torno al concepto de dumping social, así como un “clarísimo tiroteo de declaraciones” alrededor de este asunto.

La polémica en torno a la no participación de España en la denominada Alianza por la Carretera sigue dando lugar a interpretaciones y controversias. En esta ocasión ha sido Emilio Sidera, subdirector general de Ordenación y Normativa de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, quien no ha dudado en criticar abiertamente la adopción de medidas unilaterales por parte de determinados países para combatir el dumping social en el transporte.

Tras reconocer que hay “cierto alboroto” en torno al concepto de dumping social, así como un “clarísimo tiroteo de declaraciones” alrededor de este asunto, Sidera ha explicado que desde el ministerio se está de acuerdo con acabar con este fenómeno, “pero con criterios homogéneos” en todos los países.

“La construcción del mercado interno no puede hacerse con medidas unilaterales por parte de cada uno de los Estados miembro, ni siquiera desde la mejor intención y aunque muchas de las medidas sean encomiables, puesto que si son unilaterales fragmentan el mercado”, considera, para ir más allá y afirmar abiertamente que “la adopcion medidas unilaterales por diferentes Estados a veces tienen un objetivo encomiable y a veces no tanto si se escarba un poco”.

Nuevo paquete comunitario de transporte por carretera

La reflexión de Sidera se produce en plena fase de elaboración por parte de la Comisión Europea del nuevo paquete de carretera, cuya fase de consultas ha finalizado estando prevista la presentación de la propuesta formal sujeta a debate para la segunda quincena de mayo. Ante este nuevo marco legislativo, el representante de Fomento tiene claro que las líneas de actuación deben ir encaminadas hacia la defensa de mayores esfuerzos de homogeneización en la aplicación de la normativa común, es decir, que se cumpla la legislación actual en lugar de articular más reglamentos comunitarios.

Sobre la normativa que prepara la Comisión, Sidera entiende que “no va a haber grandes sorpresas” y si el objetivo comunitario es “garantizar el rigor en la existencia de los requisitos comunitarios de acceso al mercado ello coincide totalmente con el planteamiento del que parte Fomento para el nuevo ROTT, tanto en el requisito de competencia profesional como en el de honorabilidad por parte de las empresas”, avanza.

El nuevo paquete de carretera está estructurado en torno a tres pilares: mercado interno, social y tarificación. En relación con el mercado interno, los planes pasan por encontrar mecanismos eficaces para apartar del mercado a “aquellas empresas que basan su permanencia en el mercado o su capacidad de competir en el incumplimiento de la normativa vigente”.

Se trataría, así, de reforzar y clarificar el requisito de establecimiento, de modo que, apunta el subdirector de Fomento, “aquella empresa que pretenda realizar transporte interior en un país o mayoritariamente transporte internacional partiendo de este país lógicamente tiene que estar establecida en ese país, con una organización empresarial con una serie de medios en esa organización en ese país, vehículos domiciliados y habilitados en ese país y con personal contratado con arreglo a la normativa laboral de ese país”.

Más en detalle, sobre las empresas de abanderamiento o empresas buzón, “uno de los temas más preocupantes” en la problemática actual del transporte de mercancías por carretera, parece claro que “las asimetrías de las regulaciones nacionales en materia social y fiscal hacen que los costes tributarios y sociales no sean idénticos y eso propicia la idea de tratar de aprovechar esas asimetrías en fraude de ley“.

Llegados a este punto, Emilio Sidera explica que “nuestra posición es clara: los trabajadores y resto de medios que operan habitualmente y bajo autorización de un país para realizar transporte interior o transporte internacional desde ese país deben estar sujetos a la normativa de ese país. Concretamente, detalla, “si esa empresa tiene un centro de explotación en España el transporte debe hacerse con vehículos matriculados en España y con trabajadores contratados de acuerdo a la legislación española, y esto lo vamos a clarificar en el ROTT”.

Agencia Europea de la Carretera

Uno de las medidas que estudia poner en marcha la Comisión Europea tiene que ver con la creación de una Agencia Europea de la Carretera, entidad que se dedicaría a dar apoyo técnico tanto a la propia Comisión como a los Estados para mejorar la coordinación en la aplicación de la reglamentación comunitaria en los países. De hecho, se plantea incluso que este organismo de nueva creación asuma labores de inspección y control del transporte a nivel del funcionamiento del registro único de infracciones a nivel europeo

En relación con el pilar social, Emilio Sidera apunta que “no debemos plantearnos una renuncia a los mercados abiertos”, aunque al mismo tiempo entiende que “debe quedar garantizado que si un trabajador habitual o permanentemente realiza sus funciones en un determinado país la relación del trabajador con esa empresa debe estar sujeta a la legislación de ese país tanto en términos de normativa laboral como de seguridad social. Y este requisito se debe incorporar al conjunto de requisitos de establecimiento que se exigen para mantener la autorización de transporte”.

Sobre la tarificación, parece, revela el directivo de Fomento, que la intención de la Comisión Europea no es convertir la Euroviñeta en obligatoria sino que siga quedando a merced de lo que cada país decida finalmente “aunque sí se busca una mayor precisión en la regulación de este capítulo”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *