FlexFuel desembarca en el mercado español

De momento el equipo comercial de FlexFuel se encargará de la distribución y la visita a los talleres.

Las normativas anticontaminación han provocado un aumento en el número de componentes destinados a reducir el consumo y, sobre todo, las emisiones de gases contaminantes y partículas. Se trata de piezas cómo las válvulas EGR, los turbos, los catalizadores o los filtros de partículas, unos elementos cuyos costes de reparación son especialmente elevados y que necesitan mantenimientos preventivos para incrementar su vida útil.

Precisamente con ese propósito llega a España la compañía francesa FlexFuel Energy Development, especialista en el desarrollo de soluciones para la descarbonización. Su producto estrella para el taller es la máquina Hy-Carbon, que cuenta con la certificación del Ministerio de Transporte francés. Esta máquina reduce los depósitos de hollín que se generan por la combustión, tanto en los cilindros como en el filtro de partículas, la válvula EGR o el turbo.

Para realizar la limpieza, la tecnología de FlexFuel inyecta hidrógeno en la admisión de aire del vehículo para limpiar tanto el motor como los conductos de admisión y escape. La máquina solo necesita agua desmineralizada para su funcionamiento. La tecnología de la firma francesa separa las partículas de hidrógeno y de oxígeno para realizar la limpieza. Estas partículas, en contacto con los residuos del motor, generan un disolvente que es el encargado de realizar la descarbonización.

Según los responsables de la marca, el proceso de limpieza tarda alrededor de una hora y media y el coste para el taller es prácticamente nulo, ya que el agua necesaria para todo el proceso más el consumo energético de la máquina suman un total de 20 céntimos de euro, según precios del mercado francés. El mayor coste, por tanto, corresponde a la máquina.

Una vez realizada la regeneración, el motor mejora sus prestaciones al mismo tiempo que se corrigen defectos y se reduce tanto el consumo de combustible como las emisiones. La empresa cifra esta reducción del consumo por encima del 5% en todos los casos, y entre un 5 y un 15% en el caso de los vehículos industriales.

El sistema FlexFuel cuenta con un equipo específicamente desarrollado para su actuación en camiones, el Hy-Carbon 3000S. Según Younes Smaini, responsable de FlexFuel para el mercado español, este sistema permite ventajas significativas al taller, como “ser una nueva fuente de ingresos y abrir la posibilidad de ofrecer un nuevo servicio al usuario, sin necesidad de una atención del operario durante su uso”, permitiendo además al taller “diferenciarse y fidelizar al cliente”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *