Fenadismer ve reforzado su papel en la negociación colectiva tras la sentencia del Supremo sobre el convenio de Granada

Julio Villaescusa, presidente de Fenadismer.

El Tribunal Supremo ha declarado nulo el convenio colectivo provincial de Granada por falta de legitimidad de las organizaciones empresariales y sindicales, informa Fenadismer. La decisión supone confirmar la sentencia anterior del TSJ de Andalucía que falló en favor de la asociación territorial de Fenadismer en Granada que había sido excluida de la negociación del convenio colectivo provincial, recuerdan desde esta organización.

El Alto Tribunal considera no válido el auto-reconocimiento de representatividad entre los sindicatos y la patronal provincial de CETM “al quedar acreditada su no representatividad real”, defienden desde el colectivo que preside Julio Villaescusa, que tras calificar este hecho como “victoria judicial”, ve reforzado su objetivo de afianzar su presencia en la negociación colectiva territorial en el sector del transporte de mercancías por carretera en España, participando en la actualidad en seis Comunidades Autónomas.

De hecho, se plantean como objetivo formar parte de la negociación del Acuerdo General Estatal del sector, “del que históricamente ha sido excluida, a fin de poder defender adecuadamente los intereses de las pequeñas y medianas empresas de transporte por carretera en el ámbito laboral en España”, avanzan.

Para Fenadismer, la sentencia dictada por el Tribunal Supremo de fecha 1 de abril, y que ha sido notificada hoy, 22 de mayo, a las partes, no hace sino “deslegitimar el pretendido monopolio que han venido ejerciendo históricamente asociaciones territoriales de CETM en numerosas provincias españolas en la negociación de los convenios colectivos, basándolo en un simple auto-reconocimiento de representatividad con las organizaciones sindicales, excluyendo sistemáticamente de participar en dicha negociación a las asociaciones territoriales de Fenadismer, pese a su representatividad real”.

Desde Fenadismer recuerdan que fue en 2017 cuando el TSJ de Andalucía se pronunció favorablemente a la impugnación presentada por la Asociación General de Transportistas de Granada (AGT Granada), federada en Fenadismer, a la cual se le impidió por parte de la asociación territorial de CETM en dicha provincia, en connivencia con los sindicatos, participar en la negociación del convenio colectivo para el periodo 2015-2017.

“La sentencia ratificada por el Tribunal Supremo da por probado que la asociación territorial de Fenadismer tiene mayor representatividad que las organizaciones firmantes del convenio, y que además éstas no tienen legitimidad suficiente para negociarlo como convenio de eficacia general, ni siquiera para constituir la mesa negociadora dado que los datos del número de empresas y trabajadores afiliados eran insuficientes para cumplir los niveles mínimos de representatividad exigidos por el Estatuto de los Trabajadores”, destacan.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *