Fenadismer considera la nueva LOTT una «oportunidad perdida»

Ante la publicación, el pasado 5 de julio en el Boletín Oficial del Estado la Ley 9/2013 de 4 de julio, que modifica parcialmente la Ley 16/1987 de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), Fenadismer considera que la nueva norma es una “oportunidad perdida”, ya que no ha establecido un paquete de medidas de protección real para los transportistas.

El colectivo presidido por Julio Villaescusa enumera cuáles son, a su juicio, los aspectos más negativos de la LOTT: la nueva regulación del transporte ligero en vehículos de hasta 3.500 kilos de MMA, “que permitirá la entrada masiva y desordenada de personas no profesionalizadas al sector del transporte por carretera, con las consiguientes consecuencias económicas, sociales y de seguridad vial”.
Otra de las novedades que incorpora el nuevo marco regulatorio es la supresión de mecanismos de protección y defensa de los profesionales del sector, en concreto el principio relativo a que los precios del transporte permitan cubrir al menos los costes de explotación del servicio así como la prohibición de que los conductores realicen las labores de carga y descarga.

Asimismo, Fenadismer valora negativamente el agravamiento de la cuantía de las sanciones muy graves en caso de haber cometido otra infracción en los doce meses anteriores, así como la pérdida de honorabilidad de la persona que aporta la capacitación por la comisión de dichas infracciones por parte de la empresa, lo que obligará a la empresa a buscar un nuevo capacitado.

Por el contrario, el colectivo de transportistas valora de forma positiva la reducción generalizada de las cuantías de las infracciones en materia de transporte en más de un 30% de media, así como que el pago anticipado de una sanción de transporte se reducirá adicionalmente en un 30%.
Además, Fenadismer muestra su satisfacción por el establecimiento de la denominada acción directa, que permitirá al transportista reclamar directamente contra el cargador principal, al dueño de la mercancía transportada, en caso de impago del transporte por parte de la empresa intermediaria que contrató sus servicios. El incremento de la competencia de las Juntas Arbitrales en reclamaciones por importe de hasta 15.000 euros también es bien recibida por este colectivo.

No obstante, Fenadismer estima que la reforma aprobada de la LOTT supone una “oportunidad perdida” por no haber establecido un paquete de medidas de protección reales que permitieran a las empresas transportistas españolas reforzar su capacidad de negociación frente a sus clientes, “de modo similar a como ya se encuentra regulado en los países de nuestro entorno”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *