Fenadismer acusa a los cargadores de “lavarse las manos” ante la nueva norma de estiba

El Real Decreto 563/2017 entró en vigor el pasado domingo, 20 de mayo.

Cuando ya han pasado dos días desde la entrada en vigor del Real Decreto 563/2017, por el que se regulan las inspecciones técnicas en carretera a camiones y se fijan nuevas obligaciones para los transportistas en materia de correcta sujeción de la mercancía, Fenadismer ha hecho público un comunicado en el que acusa a algunos cargadores de querer “lavarse las manos” y de “tratar de exonerarse de responsabilidad y atribuírsela íntegramente a sus transportistas”.

En este sentido, la federación que preside Julio Villaescusa denuncia que algunas empresas cargadoras están obligando a sus proveedores de transporte a suscribir “documentos de asunción de responsabilidad” que rezan como sigue: “La empresa cargadora XXX queda exonerada de cualquier responsabilidad siendo el transportista el único responsable de las sanciones que puedan imponer las autoridades españolas conforme al presente Real Decreto”.

Estas actuaciones, que desde Fenadismer califican como “abusivas y absolutamente contrarias a la legislación en materia de seguridad vial y de contratación de transporte”, acontecen propiciadas por la “incertidumbre que la nueva regulación está ocasionando en el sector del transporte por carretera” debido a la “falta de concreción” por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Y es que pese a que el pasado 2 de abril el organismo que dirige Gregorio Serrano se había comprometido a “dictar una Resolución de desarrollo del nuevo Decreto antes de su entrada en vigor, para clarificar la responsabilidad de la estiba para cada especialidad de transporte”, el propio director general ha confirmado a Fenadismer que “aún se está trabajando en definir el citado desarrollo y aplicación del Real Decreto”, por lo que a la entrada en vigor de la nueva obligación legal, todavía no está claro “cuál será el régimen de responsabilidades que se aplicará en caso una incorrecta estiba de las mercancías”.

Sea como fuere, desde Fenadismer aseguran que la inconcreción acerca del régimen de responsabilidades derivado del nuevo Real Decreto “va a tener dos beneficiarios principales: los fabricantes de semirremolques, ante la necesidad de que muchos transportistas se vengan obligados a sustituir o modificar los actuales por no ser admitidos por sus clientes en base a una menor capacidad de sujeción de la carga a transportar”; y “las compañías aseguradoras, que rechazarán la asunción de muchos siniestros relacionados con la mercancía aduciendo una mala estiba imputable al transportista”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *